Cómo construir una comunidad emprendedora

Una vez superado el manido mantra de que toda gran idea y startup tiene que venir de los gurús de Silicon Valley, quizá lo que toca es ponerse a pensar en qué es lo que define a un ecosistema emprendedor de calidad.
Brad Feld, partner en Foundry Group y autor del muy recomendable Startup Communities, opina que casi cualquier ciudad de más de 100.000 habitantes puede ser un buen caldo de cultivo para la actividad emprendedora.
Creo que es algo excesivo, sobre todo en sociedades menos hiper-conectadas que la americana, así que acordemos aquí y ahora, que necesitamos al menos 200-300.000 habitantes y una base suficiente de talento en diferentes disciplinas, por lo general ligadas a una universidad de prestigio. ¿Que tampoco hace falta que sea un Harvard, eh?.¿Qué otros ingredientes hacen falta entonces?, llevando mi respuesta al extremo, porque por supuesto hay muchos factores, desde el funding, los exits, la madurez de los emprendedores, el mercado local y acceso al interancional…, para mí el más importante, en mi humilde opinión, son los motores. Esto es, una masa crítica de individuos con experiencia previa, contactos de calidad con otros ecosistemas (emprendedores e inversores) y un nivel de sofisticación elevado en lo que se refiere a la creación  y escalado de proyectos emprendedores internacionales y tecnológicos.Creo que basta conseguir que 50-60 personas clave de un ecosistema se pongan manos a la obra, con una verdadera vocación por devolver a su comunidad, con una mentalidad abierta para aceptar a cualquiera que quiera incorporarse con buenas ideas y expertise y con compromiso para dedicar tiempo y esfuerzo para motivar a otros, mentorizar, ser ejemplo público y fomentar que se organicen actividades y eventos que pongan en contacto a los emprendedores de cada fase con sus necesidades.

Easy, ¿no?. Quizá no tanto, porque es necesario crear esos potentes lazos de conexión personal, el “rapport” que dicen los yankis, y eso lleva tiempo, vivencias compartidas, pasados comunes y bastantes dosis de serendipity, suerte, vamos.

Por mucho que hablemos de la globalización de la actividad emprendedora y la interconexión parezca mucho más sencilla que hace años, la importancia de la “tribu” o “mafia” sigue siendo un factor clave. Redes de pares con relaciones muy estrechas de confianza, que sirven de red en la caída y de propulsor en el ascenso.

Siempre digo que Chamberi Valley tiene como misión principal permitirnos encontrar hombros ajenos en los que llorar durante los períodos de incertidumbre, pero en paralelo ha surgido otra función muy relevante, que es la de actuar como una red social, un extensor de capacidades, de acceso a inversores o expertos, al talento y también de potenciación de nuestro coraje para apoyarnos en otros y llegar más lejos, con más ambición y menos miedos.

Chamberi Valley by Arrola
Chamberi Valley by Arrola

El impacto de la “Paypal mafia” en Silicon Valley es innegable, por no mencionar otra más cercana geográficamente cómo la “estonian mafia” alrededor de Skype, que ha servido de catalizador del ecosistema estonio, con pocos recursos y apartado del flujo habitual de capitales (miremos Transferwise, Pipedrive y otras).

Paypal Mafia
Paypal Mafia – Wikimedia

Los miembros de la Paypal Mafia han montado fondos de inversión, compañías de energía solar, LA compañía de coches eléctricos, han invertido o co-fundado Uber, Airbnb, Palantir, Stripe, Youtube, incluso pretenden colonizar Marte. Se trata de un grupo formidable, que se atreve con retos aparentemente imposibles y que, de algún modo, está configurando Silicon Valley como el hub de startups tecnológicas sin precedentes que es ahora.

Así que busquemos a estos hombres y mujeres, en cada ecosistema que queramos potenciar, ayudémosles a tener éxito y pidámosle como contrapartida, que no se olviden de sus vecinos!. Pero claro, para que exista un interés muy personal en mejorar la comunidad que tienes a tu alrededor, necesitas una conexión emocional con la ciudad. Tienes que querer trabajar y vivir aquí, implicarte en que tu entorno y que su futuro sea algo que te toque de modo muy, pero muy, personal.

Así que, al final, se trata siempre de las personas, de cómo se sienten y cómo son capaces de ser motores de desarrollo. Y de cambio.

Los silicon valleys del mundo

Me han enviado esta infografía sobre cuáles son los principales centros de emprendimiento en el mundo, a través de un Indice de emprendimiento, basado en su cultura innovadora, su ecosistema inversor y sus políticas de apoyo a los emprendedores.

No estoy nada de de acuerdo con los resultados, España sale por debajo de Pakistán y Ghana en el Indice, con una de las valoraciones más bajas. Más de una vez he hablado o escrito sobre las bondades de España como un destino para desarrollar negocios con mentalidad global. Creo que tenemos una posición envidiable para atraer talento extranjero que nos ayude a sacar este país de la crisis, con elementos diferenciales como:

1. Ecosistema emprendedor. Estamos empezando, pero en Madrid, Barcelona, etc, ya se pueden encontrar núcleos de emprendedores que se reúnen en redes y encuentros. Desde una fase inicial (con first tuesday, iniciador, thursday, las incubadoras de Madridemprende, Barcelona Activa, Wayra de Telefónica, etc) hasta para proyectos más consolidados (Chamberi Valley) es posible encontrar el apoyo de otros emprendedores para abrir puertas, encontrar mentores, acceder a financiación, etc.

2. Conexiones – Transporte. Desde Madrid-Barajas, Barcelona, etc, es posible viajar con vuelos directos a gran parte del mundo y estás a menos de 2-3 horas de cualquiera de los centros más importantes de Europa.

3. Instituciones educativas – Comunidad universitaria. En España hay una gran masa de titulados universitarios preparados, que tan sólo necesitan un empujón para lanzarse a montar negocios y trabajar en start-ups. Con un paro juvenil rondando el 40-50 % es posible encontrar a individuos con talento y entusiasmo y con salarios que suponen un tercio o cuarto de los de Silicon Valley. Además, España cuenta con instituciones de post-grado de prestigio, como el IE Business School, IESE, ESADE, que forman a emprendedores y futuros directivos y crean polos de competitividad a su alrededor.

4. Acceso a la financiación. De esto andamos bastante mal, pero los vuelos a Londres son muy baratos desde Madrid, Barcelona, Palma, Valencia… ;P.

5. Calidad de vida – Apertura social. Este es un elemento clave, por el que deberíamos estar el primero en la lista de la infografía de marras. España tiene una gran cultura de acogida de extranjeros. Además tiene una gran población erasmus y espero que podamos atraer cada vez más al talento de otros países, porque en España se vive muy bien. Tenemos más marcha que en ningún otro sitio, un clima espectacular, playa y montaña y una oferta de ocio-cultural inagotable.

A ver qué os parece la infografía:silicon-valleys-of-the-world