Cómo construir una comunidad emprendedora


Una vez superado el manido mantra de que toda gran idea y startup tiene que venir de los gurús de Silicon Valley, quizá lo que toca es ponerse a pensar en qué es lo que define a un ecosistema emprendedor de calidad.
Brad Feld, partner en Foundry Group y autor del muy recomendable Startup Communities, opina que casi cualquier ciudad de más de 100.000 habitantes puede ser un buen caldo de cultivo para la actividad emprendedora.
Creo que es algo excesivo, sobre todo en sociedades menos hiper-conectadas que la americana, así que acordemos aquí y ahora, que necesitamos al menos 200-300.000 habitantes y una base suficiente de talento en diferentes disciplinas, por lo general ligadas a una universidad de prestigio. ¿Que tampoco hace falta que sea un Harvard, eh?.¿Qué otros ingredientes hacen falta entonces?, llevando mi respuesta al extremo, porque por supuesto hay muchos factores, desde el funding, los exits, la madurez de los emprendedores, el mercado local y acceso al interancional…, para mí el más importante, en mi humilde opinión, son los motores. Esto es, una masa crítica de individuos con experiencia previa, contactos de calidad con otros ecosistemas (emprendedores e inversores) y un nivel de sofisticación elevado en lo que se refiere a la creación  y escalado de proyectos emprendedores internacionales y tecnológicos.Creo que basta conseguir que 50-60 personas clave de un ecosistema se pongan manos a la obra, con una verdadera vocación por devolver a su comunidad, con una mentalidad abierta para aceptar a cualquiera que quiera incorporarse con buenas ideas y expertise y con compromiso para dedicar tiempo y esfuerzo para motivar a otros, mentorizar, ser ejemplo público y fomentar que se organicen actividades y eventos que pongan en contacto a los emprendedores de cada fase con sus necesidades.

Easy, ¿no?. Quizá no tanto, porque es necesario crear esos potentes lazos de conexión personal, el “rapport” que dicen los yankis, y eso lleva tiempo, vivencias compartidas, pasados comunes y bastantes dosis de serendipity, suerte, vamos.

Por mucho que hablemos de la globalización de la actividad emprendedora y la interconexión parezca mucho más sencilla que hace años, la importancia de la “tribu” o “mafia” sigue siendo un factor clave. Redes de pares con relaciones muy estrechas de confianza, que sirven de red en la caída y de propulsor en el ascenso.

Siempre digo que Chamberi Valley tiene como misión principal permitirnos encontrar hombros ajenos en los que llorar durante los períodos de incertidumbre, pero en paralelo ha surgido otra función muy relevante, que es la de actuar como una red social, un extensor de capacidades, de acceso a inversores o expertos, al talento y también de potenciación de nuestro coraje para apoyarnos en otros y llegar más lejos, con más ambición y menos miedos.

Chamberi Valley by Arrola
Chamberi Valley by Arrola

El impacto de la “Paypal mafia” en Silicon Valley es innegable, por no mencionar otra más cercana geográficamente cómo la “estonian mafia” alrededor de Skype, que ha servido de catalizador del ecosistema estonio, con pocos recursos y apartado del flujo habitual de capitales (miremos Transferwise, Pipedrive y otras).

Paypal Mafia
Paypal Mafia – Wikimedia

Los miembros de la Paypal Mafia han montado fondos de inversión, compañías de energía solar, LA compañía de coches eléctricos, han invertido o co-fundado Uber, Airbnb, Palantir, Stripe, Youtube, incluso pretenden colonizar Marte. Se trata de un grupo formidable, que se atreve con retos aparentemente imposibles y que, de algún modo, está configurando Silicon Valley como el hub de startups tecnológicas sin precedentes que es ahora.

Así que busquemos a estos hombres y mujeres, en cada ecosistema que queramos potenciar, ayudémosles a tener éxito y pidámosle como contrapartida, que no se olviden de sus vecinos!. Pero claro, para que exista un interés muy personal en mejorar la comunidad que tienes a tu alrededor, necesitas una conexión emocional con la ciudad. Tienes que querer trabajar y vivir aquí, implicarte en que tu entorno y que su futuro sea algo que te toque de modo muy, pero muy, personal.

Así que, al final, se trata siempre de las personas, de cómo se sienten y cómo son capaces de ser motores de desarrollo. Y de cambio.

Creando un ecosistema emprendedor

He encontrado en mi mesa un gráfico, que nos entregó hace meses en una reunión el anterior embajador de EEUU en España, Alan Solomont. Solomont, además de un gran tipo, es un gran defensor de los emprendedores y del potencial de los ecosistemas emprendedores para crear riqueza en un país (espero que el nuevo embajador mantenga su línea de trabajo en España!).

En fin, volviendo al gráfico, está basado en un estudio de Daniel Isenberg, Profesor de Babson College, y se refiere a los pilares de un ecosistema emprendedor:

EES-Domains-and-Pillars

Ya he escrito en este blog, que la creación de un ecosistema emprendedor no es un proceso sencillo, ni que se pueda dejar al azar. Se trata de identificar nichos de negocio y las personas adecuadas, que puedan desarrollar actividades que tengan verdadero impacto social y económico y darles las herramientas necesarias para que puedan tener éxito.

Suena fácil, pero no lo es, en absoluto, un ecosistema emprendedor se compone de cientos de elementos y me gusta mucho como Isenberg los agrupa en seis áreas clave.

1. Mercado: incluyendo los primeros clientes y las redes que son fundamentales para el desarrollo de una startup, como las redes de emprendedores (aka Chamberi Valley) o la presencia de multinacionales con capacidad de arrastre.

2. Políticas: incluyendo un apoyo real de las autoridades y organismos públicos, tanto  a nivel legislativo como creando un marco legal que favorezca la creación de empresas y su expansión.

3. Financiación: tanto acceso a la financiación bancaria como un suficiente número de business angels con experiencia y entidades de capital riesgo capaces de acompañar el crecimiento internacional de la startup.

4. Cultura: para mí un factor clave, incluyendo dar visibilidad a los éxitos y elevar el estatus social del emprendedor, así como una cultura de tolerancia al riesgo y el fracaso.

5. Soporte: que cubre tanto la infraestructura, como la presencia de incubadoras, asesores legales y financieros, mentores, ONGs que apoyan a emprendedores, etc. En este área creo que en España vamos bien servidos!.

6.  Capital humano: que cubre el talento y formación de los individuos y la calidad de la enseñanza del ecosistema.

Isenberg hace hincapié en que cada ecosistema es único, porque se conforma de interrelaciones dinámicas entre cada uno de los pilares mencionados. Por tanto, es un error tratar de copiar el modelo estadounidense en España, si no que es necesario hacer un acercamiento local al desarrollo del ecosistema.

Isenberg menciona 9 recetas para crear un ecosistema emprendedor saludable:

1. Dejar de emular Silicon Valley

2. Conformar el ecosistema alrededor de las condiciones de contorno locales

3. Contar con el apoyo del sector privado desde el principio

4. Favorecer las oportunidades con mayor potencial aunque mayor riesgo

5. Conseguir algunos grandes éxitos y celebrarlos públicamente

6. Fomentar el cambio cultural proactivamente

7. Fijar las raíces para asegurar que las empresas tienen suficiente fuerza para sobrevivir

8. Ayudar a los cluster que se creen de forma espontánea a crecer de forma orgánica

9. Reformar las leyes y marcos burocráticos para favorecer la creación de empresas y el desarrollo de las mismas.

Un punto muy interesante que menciona Isenberg y que llevo años defendiendo es que debe ser prioritario atraer emprendedores más allá que tratar de crearlos todos localmente. Así será posible descubrir que es lo que los emprendedores necesitan y buscan y armarles con los recursos, soporte y mentoring necesario para que tengan éxito.

Un pequeño grupo de emprendedores de empresas con altísimo crecimiento pueden tener un impacto brutal en cambiar la mentalidad de la sociedad, crear empleo y fortalecer el ecosistema. Chile e Irlanda están haciendo un gran trabajo en atraer esos emprendedores y cambiar la actitud de toda una generación respecto a la asunción de riesgos y la generación de nuevos proyectos.

Creo que el papel del gobierno en todo esto, debe ser únicamente para eliminar obstáculos, y para liberar todo el potencial y energía emprendedora de los individuos. Ayudando en aquellas iniciativas que ya han surgido de forma natural, en vez de intentar crear nuevos y artificiales clusters de innovación, que muchas veces esconden millonarias operaciones inmobiliarias .

A veces, quizá, hace falta que nos dejen en paz, en vez de intentar dirigir lo que hacemos y cómo, sin entenderlo.

¿Qué hace al emprendedor? #ivlp

¿Qué separa a los emprendedores de la gente que detecta una necesidad y piensa “seguro que ya hay alguien haciendo algo al respecto” o “quizás en el futuro haga algo en ese campo”?. El emprendedor decide lanzarse a resolver el problema él mismo.

Simplemente armado con sus conocimientos (tanto de su experiencia como estudios), sus relaciones personales y profesionales y lo que es como individuo (sus pasiones) se enfrenta con la gestión de la incertidumbre futura. No se trata de predecir el futuro, si no de controlarlo a medida que sucede. 

Estudios de la SBA (Small Business Administration) de los Estados Unidos, indican que si uno de tus padres ha sido emprendedor/empresario, tienes el doble de posibilidades de terminar siendo emprendedor.

Creo que este dato refuerza la idea de que el emprendedor no nace, si no que el espíritu emprendedor se desarrolla durante toda la vida, y por tanto, una actitud abierta hacia el emprendimiento en el entorno familiar facilita mucho decantarse por esta opción de carrera y de vida. Además, estudios de la Universidad de Warwick, demuestran que los empleados por cuenta propia tienen mayores niveles de satisfacción personal y profesional, por más que sospecho que los encuestados tienden a olvidar los intensos “low points” de la montaña rusa emocional de este viaje y quedarse con los recuerdos más bonitos :).

Es fundamental que consigamos reducir la aversión al riesgo en nuestra sociedad, al menos al riesgo razonable :), y hacer el acto de emprender un proyecto una actitud aceptada, valorada y dentro de la normalidad. Y también que podamos enseñar a futuros emprendedores que son las personas las que dan forma a las ideas y los proyectos, las que definen el futuro, más que aprender gestión de recursos y estrategias de negocio.

Otra interesante conclusión del estudio de Warwick es que los tests psicotécnicos y de personalidad realizados en niños no tienen ninguna correlación con su probabilidad de ser un emprendedor al alcanzar la edad adulta. Lo que marca la diferencia es el acceso de cada individuo al capital, formación, conexiones y asesoramiento necesario.

Así que, quizá más que enseñar emprendimiento, podemos centrarnos en crear las condiciones de contorno necesarias en el ecosistema para que las personas con la pasión necesaria, se decidan a cambiar el mundo, con los medios necesarios.

Cómo se construye un ecosistema emprendedor #ivlp

Una de las reuniones más interesantes de mi viaje por EEUU, ha sido sin duda el encuentro con Kevin Koym, fundador y CEO de Techranch, una de las aceleradoras de startups tecnológicas más exitosas de Austin, Texas.

Para los que no lo sepais, Austin se ha convertido en pocos años en uno de los ecosistemas de referencia para emprendimiento tecnológico en EEUU, sólo por detrás de Silicon Valley y compitiendo mano a mano con Boulder (Colorado), Seattle y Boston.

Así que es un ejemplo mucho más interesante para Madrid, como modelo, que el de un Silicon Valley difícilmente replicable, como hemos hablado muchas veces.

7-hottest-startup-scenes

Hablamos con Kevin sobre el papel de las aceleradoras, ahora que la burbuja emprendedora ha hecho que florezcan como setas tanto en EEUU como en España. En EEUU tan sólo dos aceleradoras en fase semilla están funcionando realmente bien: Ycombinator y TechStars, mientras que el resto de empresas salidas de las aceleradoras tienen que pasar un auténtico calvario para encontrar financiación al terminar su periplo. ¿Os suena esa situación?.

Kevin sostiene, y estoy totalmente de acuerdo, que las aceleradoras crean concursos de belleza que difícilmente casan con las dinámicas necesarias para formar una startup de éxito a largo plazo. Se produce un foco excesivo en las mecánicas necesarias para desarrollar un negocio (aunque sean maravillosas mecánicas de lean startup) y en las estructuras necesarias a nivel organizacional para responder con las necesidades de la empresa. Pero apenas se incide en cuales son las motivaciones del equipo emprendedor, clave para que puedan soportar la presión inicial y también para que puedan adaptarse y pivotar cuando reciben información y palos del mercado. Y sobre todo, no se trabaja en la creación de una cultura en el ecosistema.

startup ecosystem components

Techranch es diferencial en ese aspecto, al enfocar todo su proceso en el emprendedor, más que en la idea o incluso en la ejecución. Qué motiva al emprendedor y cómo hacer que los emprendedores se ayuden, compartan y creen valor unos con otros. Opina Kevin que esa cultura de apoyo entre emprendedores es la que crea un ecosistema valioso y que es un factor diferencial de Austin frente a Silicon Valley o Boston.

Creo que en Madrid también es importante que dejemos de trabajar de modo aislado y encontremos cual es la conversación emprendedora que se tiene en nuestra ciudad. Si en Silicon Valley todo gira en torno a levantar la ronda de financiación más grande, en Nueva York se trata de cuánto dinero tienes, en Washington cuánto poder acumulas y en Austin de quién eres como persona, qué es lo que te apasiona, aunque sea una locura. Muy ligado al lema “keep Austin weird“, que se encuentra por toda la ciudad.

Creo que el discurso de Madrid puede ser “cómo ser creativo, viviendo bien“. Para mantener nuestra calidad de vida y felicidad general, tenemos que tener un gran foco en ser creativos y productivos, creando nuevas formas de afrontar retos de usabilidad o desarrollo. En nuestra ciudad, tenemos que usar las limitaciones de nuestro ecosistema a nivel de financiación o renombre, como armas arrojadizas para ser más arriesgados en nuestras propuestas de negocio y para atraer al talento por el ambiente acogedor y la calidad de vida de la ciudad.

No hacen falta “fancy buildings” para crear un ecosistema vibrante, si no una mentalidad abierta y colaborativa, ganas, muchas ganas y retroalimentar el proceso, de modo que los emprendedores con exit-o ayuden a los que están empezando. Todo revierte en la base de la pirámide que plantea Kevin (harvest pyramide) como esquema para una aceleradora o para un ecosistema.

harvest pyramid

La tribu de emprendedores, bebiendo de la cultura de la ciudad, es la que sustenta todo lo demás, con networking de alta calidad que fomenta la ayuda mutua y compartir habilidades y conocimientos. Es la que permite que los programas puntuales de emprendimiento, o la parte estructural (instalaciones, backoffice..) ayuden a la consolidación de los proyectos, para que aquellos más viables que alcancen tracción puedan formar la punta de lanza del ecosistema como antenas de atracción de talento, visibilidad y financiación. 

Creo que Chamberi Valley puede ser un buen reflejo de la parte superior de la pirámide de nuestro ecosistema local, con una responsabilidad cada vez mayor en definir la cultura emprendedora de Madrid y en hacer que la tribu local sea cada vez más potente y cohesionada.

Queda mucho por hacer…

 

A vueltas con la ley de emprendedores

miguel arias en emprendetve

La semana pasada me entrevistaron en el programa emprendeTV, del Canal 24h, contraprogramando al telediario, ahí es nada. El objeto era compartir mi opinión, como emprendedor, sobre las medidas anunciadas por el gobierno en el último consejo de ministros.

La celebérrima ley de emprendedores sigue en boca de todos, pero después de más de año y medio de espera, soy terriblemente escéptico al respecto.

Espero que los anuncios realizados no se queden de nuevo en titulares, y desgasten un poco más el concepto del emprendedor como salvador de la crisis y héroe anónimo. Y etéreo.

Todo el mundo quiere a los emprendedores ahora, como se quiere a los gatitos o a los bebés. Pero no sé cuánto ha calado entre la clase política el convencimiento de que los emprendedores (y en particular las startups tecnológicas de alto potencial de crecimiento) son los generadores de empleo neto frente a las grandes empresas que lo están destruyendo, con la crisis.

Tampoco sé si han entendido que no hace falta crear más ventanillas únicas, porque el problema fundamental no está en la burocracia. Tardar 1 día o 2 semanas en crear la S.L., no es para nada, el principal escollo que te vas a encontrar cómo emprendedor.

Quiero ser optimista y pensar que las medidas anunciadas van por el buen camino, si es que se aplican. Porque el gobierno no debe sólo legislar, si no  garantizar el cumplimiento de las leyes. ¿De qué nos sirve que se regulen los periodos de cobro de grandes empresas y administraciones, si en la práctica, todos se saltan los límites legales a la torera y seguimos cobrando a 180, 365 o, señor!!, 500 días?.

Por otro lado, no olvidemos que los emprendedores buscamos medidas que potencien el crecimiento, no la contracción. La pasada reforma laboral parece diseñada para abaratar el despido (necesidad y exigencia de la patronal), pero no para facilitar la contratación. Necesitamos bonificaciones de las cargas sociales de los nuevos contratos, pero no sólo durante el primer año o para colectivos muy determinados. Y seguimos sin poder contratar a figuras extranjeros, que serían clave para alcanzar posiciones de liderazgo internacional en nuestros sectores.

De las medidas esbozadas por la Vicepresidenta Saenz de Santamaría, las que más me han interesado son estas dos:

Ventajas fiscales para los inversores

Ser Business Angel en España es, todavía, un hobby carísimo. Como he dicho en otras ocasiones, creo que lo hacemos fundamentalmente por apoyar a otros emprendedores, realizarnos personalmente y devolver a  la comunidad.

Pero el riesgo asumido es altísimo, y si llegaras a tener alguna ganancia, tienes que tributar las ganancias como si fueran plusvalías por venta de acciones del mercado continuo (con liquidez y riesgo muy inferior) Y en muchos casos, no puedes declarar perdidas en las inversiones fallidas, porque las startups invertidas se convierten en zombies empresariales, pero sin cerrar por completo

Si finalmente se aprueba una deducción de las inversiones en startups del 20 %, eso permitirá que mucho más dinero fluya hacia estos sectores, en vez de quedarse en alternativas, que hoy día, son mucho menos productivas para nuestro país (como el ladrillo).

Segunda oportunidad empresarial

Es muy importante que no se penalice el “fracaso honrado”.  Me refiero a personas con ilusión y empuje y mucho trabajo, que asumen riesgos razonables y no consiguen sacar adelante sus proyectos, por falta de encaje, mala suerte, o vaya usted a saber por qué.

Los estudios demuestran que las empresas que vuelven a empezar tienen más éxito y una mayor supervivencia que la media de las empresas que empiezan; crecen más deprisa y dan más empleo. Falta saber cómo se limitará realmente la responsabilidad de los emprendedores y cuáles serán los mecanismos que permitan compensar las deudas contraídas y poder volver a empezar.

Y también queda por ver, cómo reaccionará la sociedad con el estigma del fracaso empresarial, porque por desgracia, en este país, si tienes éxito has tenido suerte y si fracasas, eres un torpe.

Otras medidas que he podido leer y que no quiero dejar de comentar son las siguientes:

Apoyo fiscal a emprendedores

Parece que se pretenden instalar deducciones fiscales por inversión de beneficios. Me parece interesante, aunque la realidad es que las startups no suelen tener beneficios los primeros años. Temo que sea una medida que facilite la ingeniería financiera para empresas más consolidadas.

Visado de emprendedores

Me parece muy importante que lo pongamos en marcha, siguiendo el modelo ya presente en países como Chile, Reino Unido o Canada.

Para crear un ecosistema potente es clave atraer emprendedores extranjeros. Aquí hay talento, buenas comunicaciones y una gran calidad de vida. ¿Podemos ser el Silicon Valley europeo?.

De todos modos, aunque atraigamos el talento emprendedor en una fase inicial, si el ecosistema de financiación no permite a los proyectos crecer en España, se irán a Londres o EEUU en cuanto tengan tracción. Y necesitamos crear campeones nacionales, que se establezcan en nuestros ecosistemas y actúen como polo de atracción para otros proyectos. Faltan startups españolas que facturen más de 100 Mill de euros y sigan establecidas en España.

Establecimiento de ayudas a la internacionalización de nuestras empresas

No creo en los manuales de internacionalización o los cursos prefabricados. Sí que creo en cambio en el valor de compartir experiencias con otros emprendedores que están pasando por procesos similares.

Además, la ayuda a viajes de prospección nos ayudó mucho a internacionalizar Imaste en su momento y nos permitió superar la crisis vendiendo fuera.

Pero ¡cuidado!,  debemos eliminar por completo el turismo de negocios subvencionado por las administraciones. Pseudo-emprendedores que van de misión comercial en misión comercial, sin reunirse con nadie, para ver mundo.  Hay que sacarle partido a esos viajes y evaluar resultados por parte de todos los agentes implicados.

El ICEX puede apoyar mucho a la internacionalización de las empresas, pero tiene que adaptarse a las nuevas tipologías de empresas (tecnológicas, web) y ser más flexible en sus iniciativas y programas.

Criterio de devengo en el IVA. 

Parece obvio, pero no queda nada claro cómo se va a aplicar, y todavía faltan meses para que entre en vigor. Temo que se quede en otro titular.

¿Y qué es lo que falta?

Lo primero es que los políticos dejen de buscar la foto con los emprendedores, y ayuden a desactivar esta burbuja irreal, en la que emprender es supercool, aunque no tengas ni siquiera una empresa.

Necesitamos que nos dejen trabajar, que no subvencionen proyectos vacíos, si no que ayuden a crear un ecosistema potente, un marco legislativo favorable y una sociedad que entienda los riesgos del emprendimiento, pero no los tema.

Faltan más medidas sociales, que incidan en el factor cultural como barrera al emprendizaje. Aunque el aspecto social ha mejorado mucho, es necesario que la creación de iniciativas empresariales forme parte de nuestra cultura.

El emprendizaje no debe ser una asignatura, si no parte transversal del proceso formativo. Hay que enseñar a los niños a crear cosas, entender los recursos necesarios para desarrollar actividades empresariales, jugando. Y fomentar la aparición de roles cercanos, quizá Amancio Ortega parezca demasiado lejano. Creo que hay que mostrar que sí es posible, que se puede hacer.

Hay ya varias spin-offs de éxito, formadas por miembros del equipo de IMASTE, que han visto que si nosotros, tontos de capirote, hemos podido montar una startup con garantías, ¡es posible conseguirlo!.

Propongo mostrar los procesos de formación de una empresa (desde la idea hasta el establecimiento, los primeros clientes, etc) en  la TV, en horario prime-time. Nadie sabe qué es lo que hacemos realmente. Lo que trabajamos y nuestras incertidumbres.

Por último, no podemos olvidarnos de la importancia del Ecosistema emprendedor.

Es muy difícil construir un Silicon Valley europeo. Lleva tiempo, exige un complejo equilibrio de financiación, cultura emprendedora, universidades integradas con el tejido empresarial, mentalidad internacional, atracción de talento, mercado potente…

Pero se pueden hacer cosas en Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao… Wntre ellas, fomentar el  networking de calidad entre emprendedores.  La ayuda mutua, sin apoyos oficiales, y poder llorar en el hombro de otro compañero que entiende tus miedos y frustraciones

En Chamberi Valley, en medio de la crisis, más de 30 emprendedores tecnológicos dan empleo más de 400 personas y estamos convencidos de que se puede trabajar desde aquí, para sacar a este país de la crisis

Que la ley de emprendedores, como la inspiración, nos encuentre trabajando…

P.s.- Aquí podéis ver mi intervención en el programa y la de verdaderos expertos como Montse Mateos, Soraya Mayo y Paco Moreno.

0. Cómo vender tu start-up, antecedentes (0-8)

Una vez que anunciamos la adquisición de IMASTE por ON24, hace un par de semanas, varios amigos y lectores me animaron a contar en detalle la experiencia en este blog.

No puedo escribir específicamente sobre la operación, ni mencionar detalles del acuerdo, pero sí que querría compartir con vosotros una serie de reflexiones generales sobre el proceso de venta de una start-up. Todas las opiniones son estrictamente personales y no reflejan en modo alguno el resultado o las características particulares de la operación que hemos acordado en IMASTE.

Me hubiera gustado leer algo así antes de empezar nuestra aventura y espero que ayude a que se cierren más acuerdos en España. Como ya he comentado en otras ocasiones, faltan “exits” en nuestro ecosistema emprendedor (aunque el año ha empezado fuerte ;)!) y para muchas empresas de Internet (alto potencial de crecimiento, necesidades elevadas de financiación externa y elevado riesgo tecnológico y de mercado), el proceso de venta forma parte del ciclo de vida natural del proyecto, aunque eso pueda molestar a algunos.

De todos formas, no nos engañemos, aunque saber cómo vender una empresa puede ayudar a que los emprendedores negocien mejores condiciones, lo que de verdad necesitamos en España, son más empresas compradoras, que confíen en los equipos emprendedores patrios, en nuestra capacidad tecnológica y en nuestros mercados naturales (Europa o Latinoamérica).

Voy a estructurar mi serie de artículos sobre la compra-venta de una startup siguiendo el siguiente esquema:

1. Los pasos previos

2. La valoración

3. La LOI: letter of intent

4. Los asesores

5. La due diligence

6. La negociación contrato

7. La comunicación a equipo, clientes y medios

8. He firmado, ¿y ahora qué?

Si queréis que escriba sobre algún tema en particular que no esté cubierto por esta lista, estoy abierto a peticiones del público ;).

¿Empezamos?

El ecosistema emprendedor de Madrid, Chamberi Valley de un vistazo

Muchos emprendedores que empiezan se quejan de la falta de un ecosistema emprendedor en Madrid al estilo del de Silicon Valley.

Es cierto que nos será casi imposible replicar la simbiosis entre las instituciones Universitarias enfocadas al emprendimiento como Stanford, la financiación con escasa aversión al riesgo que fluye de Sunhill Road, la masa de jóvenes emprendedores llegados de todo el mundo, ávidos de probar fortuna en el lejano oeste, la presencia de los gigantes del sector tecnológico para ofrecer mercado y apoyo a las startups y por último un mercado angloparlante con suficiente uniformidad cultural y regulatoria de 300 millones de personas con elevado poder de compra.

Pero basta de lamentarse, Madrid es una de las ciudades más vibrantes del mundillo emprendedor europeo y mundial. Puede que no juguemos en champions todavía, pero tenemos una apasionada clase media emprendedora con start-ups que facturan más de 1 millón de euros o han recibido más de 1 millón de euros de inversión y que tienen mentalidad global y están machacando a sus rivales de silicon valley en los mercados en los que compiten. Y cada vez atraemos más talento nacional y extranjero para montar sus negocios aquí, aprovechando la estupenda calidad de vida made in Spain y unas comunicaciones y conexiones con el resto de Europa y América que están francamente bien.

Como no me vais a creer, comparto con vosotros este estupendo plano estático de las startups de Chamberi Valley, para que veáis dónde están las startups tecnológicas de Madrid, a qué se dedican y cómo pueden ayudaros a lanzar vuestros proyectos.

201202-Mapa-Chamberi

Podéis encontrar más información sobre las start-ups de Chamberi Valley en estas fichas descriptivas y en el plano dinámico y online de las start-ups de Chamberi Valley

Los silicon valleys del mundo

Me han enviado esta infografía sobre cuáles son los principales centros de emprendimiento en el mundo, a través de un Indice de emprendimiento, basado en su cultura innovadora, su ecosistema inversor y sus políticas de apoyo a los emprendedores.

No estoy nada de de acuerdo con los resultados, España sale por debajo de Pakistán y Ghana en el Indice, con una de las valoraciones más bajas. Más de una vez he hablado o escrito sobre las bondades de España como un destino para desarrollar negocios con mentalidad global. Creo que tenemos una posición envidiable para atraer talento extranjero que nos ayude a sacar este país de la crisis, con elementos diferenciales como:

1. Ecosistema emprendedor. Estamos empezando, pero en Madrid, Barcelona, etc, ya se pueden encontrar núcleos de emprendedores que se reúnen en redes y encuentros. Desde una fase inicial (con first tuesday, iniciador, thursday, las incubadoras de Madridemprende, Barcelona Activa, Wayra de Telefónica, etc) hasta para proyectos más consolidados (Chamberi Valley) es posible encontrar el apoyo de otros emprendedores para abrir puertas, encontrar mentores, acceder a financiación, etc.

2. Conexiones – Transporte. Desde Madrid-Barajas, Barcelona, etc, es posible viajar con vuelos directos a gran parte del mundo y estás a menos de 2-3 horas de cualquiera de los centros más importantes de Europa.

3. Instituciones educativas – Comunidad universitaria. En España hay una gran masa de titulados universitarios preparados, que tan sólo necesitan un empujón para lanzarse a montar negocios y trabajar en start-ups. Con un paro juvenil rondando el 40-50 % es posible encontrar a individuos con talento y entusiasmo y con salarios que suponen un tercio o cuarto de los de Silicon Valley. Además, España cuenta con instituciones de post-grado de prestigio, como el IE Business School, IESE, ESADE, que forman a emprendedores y futuros directivos y crean polos de competitividad a su alrededor.

4. Acceso a la financiación. De esto andamos bastante mal, pero los vuelos a Londres son muy baratos desde Madrid, Barcelona, Palma, Valencia… ;P.

5. Calidad de vida – Apertura social. Este es un elemento clave, por el que deberíamos estar el primero en la lista de la infografía de marras. España tiene una gran cultura de acogida de extranjeros. Además tiene una gran población erasmus y espero que podamos atraer cada vez más al talento de otros países, porque en España se vive muy bien. Tenemos más marcha que en ningún otro sitio, un clima espectacular, playa y montaña y una oferta de ocio-cultural inagotable.

A ver qué os parece la infografía:silicon-valleys-of-the-world

Aquí no hay playa, y qué?

aqui-no-hay-playaLlevo unas semanas oyendo la misma cantinela respecto a Barcelona, como gran y casi único foco emprendedor del país.
Todo empezó cuando comenté con varios amigos emprendedores de Chamberi Valley, lo difícil que me resulta encontrar a programadores con experiencia y talento en Madrid. Me sugirieron contratar a informáticos del este de Europa, en particular Polonia o Chequia. Pero me llevé una gran sorpresa al ponerme manos a la obra, porque muchos programadores del este prefieren trabajar en Barcelona, porque:

  •     Cito textualmente, “mola más”
  •     Tiene un ambiente más cosmopolita e internacional
  •     Tiene más marcha, una calidad de vida superior
  •     Y además, tiene playa…

Después me entero de que varias startups con sede en Madrid, dicen que son de Barcelona cuando visitan a clientes o potenciales inversores en EEUU, porque les ayuda para vender su marca y situarse en la mente del interlocutor. Y por último, va Wired y publica un artículo con las capitales más “calientes” para emprender en Europa y saca Barcelona, pero no Madrid.

Se acabó!!!, hay que hacer algo al respecto. No sólo por el orgullo regional (como asturiano, no me siento especialmente afín al foro) si no porque el éxito de las campañas de relaciones públicas de Barcelona como Hub del emprendimiento nacional, hace daño a nuestras empresas con sede en Madrid. Dificulta la búsqueda de talento para nuestros equipos y afecta a nuestra imagen, prestigio y finalmente, a las ventas. Además y sobre todo, porque no es cierto.

Salvo por lo de la playa (en lo que Gallardón está trabajando hace un tiempo), no puedo estar de acuerdo con la afirmación de que Barcelona gane a Madrid como capital de los emprendedores en España. Aquí tenemos un ecosistema de emprendedores de nuevas tecnologías vibrante, con un gran crecimiento internacional y además hay muchas iniciativas que ayudan a que crezca el networking entre los emprendedores “madrileños” (que gatos, lo que se dice gatos, no debe haber muchos).

El gran Bernhard Niesner de Busuu, demuestra cómo es posible ser guiri y triunfar en Madrid, con un equipo internacional y conquistando el mercado mundial. Koldo e Iñaki de Madpixel.es, no sólo cosechan grandes éxitos desde Chamberí, si no que además lanzan empresas para comerse el mercado americano en el mismísimo Silicon Valley. Iñaki Arrola no sólo dirige Coches.com si no que encuentra tiempo para invertir activamente en varias de las nuevas start-ups que se crean en la ciudad y ha montado un fondo de capital riesgo para acompañarlas en su desarrollo.

Alexis Bonte es otro ejemplo de emprendedor extranjero (en Madrid, a diferencia de Barcelona, nadie es de fuera) con un proyecto de éxito a nivel global, erepublik. Javier Andrés ha conseguido una importante financiación para llevar ticketea a otro nivel, con un socio industrial de la categoría de Atrapalo.com. Angel María Herrera no para de montar empresas a cascoporro (Bubok, evoluziona…) y aunque dice que es un experto en ganar premios, me consta que también sabe hacer que facturen ;).  Tomy Lorsch siempre está metido en los fregados más interesantes, desde Findasense. Pablo Elosúa busca redefinir los agregadores de descuentos con Yunait y Diego Mariño la va a volver a montar parda, con Ducksboard.

Y también tenemos en Madrid a vacas sagradas del emprendimiento patrio, como los hermanos Encinar de idealista, 11870, etc. A Zaryn y el proyectazo de Tuenti (ese facebook que usa la gente de Madrid, oí decir a un amigo catalán en su momento), a Alberto Knapp y su factoría de creatividad en The Cocktail, a Joshua Novick y la primera empresa que cotizó en el Alternext de Paris, Antevenio, o a Julio Alonso, no sólo es un gurú de los contenidos web, si no que gestiona la mayor red de blogs en habla hispana en Weblogs.

Y sólo cito algunos de los casos que conozco, pero hay muchos más. Desde que montamos Chamberi Valley, para crear un espacio de networking entre emprendedores consolidados de Madrid (con más de 1 mill euros de facturación o inversión), en el grupo hay más de 20 emprendedores que tienen actividad en todo el mundo, con más de 50 mill euros de facturación agregada y más de 300 puestos de trabajo creados.

Lo que pasa es que aquí no nos sabemos vender.

Tuve la fortuna de coincir con eyeos en Cebit hace un par de años. Además de pasármelo muy bien con el gran Pau y compañía, pude comprobar in situ cómo se las gastan los medios catalanes con la cobertura de sus start-ups. Aquí no hay nada parecido… Y lo mismo pasa con el apoyo institucional. En Madrid, imagino que será porque están las sedes de las instituciones nacionales, parece que el apoyo es para todos los emprendedores de España, mientras que en Cataluña, hay un apoyo muy fuerte al emprendedor catalán, tanto desde los Ayuntamientos, como de la Generalitat.

Desde PromoMadrid se llevan a cabo algunas iniciativas y el Ayuntamiento de Madrid parece muy volcado en obtener resultados de la red de viveros, pero creo que queda mucho por hacer, para que nuestro rival no sea Barcelona, si no Silicon Valley.

Madrid es una ciudad perfecta para montar una start-up, y para los que no estéis del todo convencidos, listo algunas de sus ventajas, aunque espero que me ayudéis a hacer la lista todavía más larga con vuestros comentarios:

1. Ecosistema emprendedor. Desde una fase inicial (con first tuesday, iniciador, thursday, las incubadoras de Madridemprende, Wayra de Telefónica, etc) hasta para proyectos más consolidados (Chamberi Valley) es posible encontrar el apoyo de otros emprendedores para abrir puertas, encontrar mentores, acceder a financiación, etc.

2. Conexiones – Transporte. Desde Madrid-Barajas es posible viajar con vuelos directos a gran parte del mundo (falta ese vuelo directo a San Francisco!!). Además, para el negocio nacional, es posible estar en menos de 3 horas en prácticamente cualquier punto del territorio nacional en tren, carretera o avión.

3. Grandes cuentas – Instituciones. Si tienes un negocio BtoB, las sedes o direcciones nacionales de gran parte de las grandes empresas españolas e internacionales están en Madrid. Puedes acceder cara a cara a los responsables de marketing, desarrollo de negocio, etc.

4. Instituciones educativas – Comunidad universitaria. En Madrid hay 16 Universidades con todas las titulaciones oficiales y una masa estudiantil de más de 200.000 universitarios, que pueden servir de target para tus aplicaciones, o como caladero de talento. Además, cuenta con instituciones de post-grado de prestigio, como el IE Business School, que tiene un gran programa de apoyo a emprendedores de la mano de Gary Stewart y Juanjo Güemes.

5. Acceso a la financiación. Como de todos modos tendréis que iros fuera para encontrar capital riesgo, los vuelos a Londres son muy baratos desde Madrid ;P. Y hay conexión directa con Boston o Nueva York.

6. Calidad de vida – Apertura social. En Madrid, todo el mundo viene de fuera y la ciudad tiene un gran cultura de acogida a inmigrantes de otras comunidades y extranjeros. Además tiene una gran población erasmus y espero que podamos atraer cada vez más al talento de otros países, porque en Madrid se vive muy bien. Tenemos más marcha que en ningún otro sitio, y una oferta de ocio-cultural envidiable (que ya querrían en Barna).

En fin,  podéis ganar la Liga, podéis ganar la Champions, la Supercopa, pero a emprender, no nos gana nadie!.