Emprendiendo a hostias

He tenido el privilegio de visitar los ecosistemas emprendedores de Bogotá, Mexico DF, Sao Paulo y Caracas en mi segunda semana en Telefónica. En todos estos lugares he podido encontrarme con emprendedor@s comprometidos, competentes y motivados. Cracks que están innovando en todo tipo de sectores y demostrando que Silicon Valley es simplemente un estado de ánimo y que el talento y la disrupción tecnológica y de mercados, se encuentran en todas partes.

Pero hay unos emprendedores en particular, unos titanes, que os quiero destacar, y son los venezolanos. Compañías como Sincola, socialgest, estadeboda, zomoz,  traetelo… Que no emprenden a golpes, no, emprenden definitivamente a tortazo limpio. Luchando día a día para hacer crecer sus proyectos, en una montaña rusa emocional y financiera, que en su caso, parece más bien la atracción de salto al vacío.

¿Qué plan de ventas o forecast puede sobrevivir a una hiperinflación anual del 2000%?, en esas condiciones, la economía (y la vida) entra en barrena y se dan situaciones totalmente absurdas. Un reflejo anecdótico de esta situación hace que la colada cueste 10 veces más que la habitación del hotel, o que el desayuno pase a costar el doble?!?! de un día para otro (yo lo achaqué en un principio, a un bug informático (deficiencia profesional)).

Est@s héroes anónimos, con nulo apoyo institucional y con trabas en cada paso del camino, siguen y persiguen, desarrollan aplicaciones y tecnología con ambición global y te cuentan con un brillo en los ojos como buscan ayudar a mejorar el país, aunque sea un poquitico.

Me llena de orgullo, aun totalmente prestado, ser parte de una iniciativa que puede ofrecerles un pequeño oasis donde trabajar con cierta seguridad (a veces incluso dormir), un hombro en el que apoyarse y un trampolín al negocio internacional en LATAM y donde sea. Gustavo, Mariángela y Angel no pierden la sonrisa y han ayudado a varias Startups de Wayra Venezuela a ser seleccionadas en Startup Chile, o a trabajar en Mexico, Colombia o España apoyadas por la red.

Equipo Wayra Venezuela
El enorme equipo de Wayra Venezuela

Su ejemplo nos sirve como un cura de humildad, para todos los demás, que vivimos en economías estables, con ecosistemas de emprendimiento mucho más maduros, apoyos para comenzar en decenas de aceleradoras e incubadoras, con business angels, fondos, premios y subvenciones. Con inflaciones controladas, apoyo público y privado y la posibilidad de buscar negocio dentro y fuera de nuestras fronteras.

Puede que emprendamos a golpes, pero aquí los que de verdad se baten el cobre, son ellos. Mucho ánimo.