En el diván, entrevista completa para #efeempresas sobre emprendimiento

El gran Alfonso López de EFE, publicó ayer una entrevista en Efeempresas, en la que intento responder a algunas preguntas sobre mi experiencia como emprendedor tanto a nivel profesional como personal. Podeis encontrar la entrevista aquí.

Como es lógico, el artículo no recoge la entrevista completa, sobre todo porque me explayo demasiado… Pero lo bueno de los blogs personales es que puedes publicar lo que te dé la gana, así que aquí teneis todas las preguntas y mis respuestas. Enjoy :).

1. Me puedes contar tu breve autobiografía

Ingeniero de Caminos por la UPM, Professional MBA por el Instituto de Empresa y desde hace 10 años emprendedor vocacional. Marido a tiempo completo y padre amateur de dos niñas preciosas.

Nací en Oviedo en 1978, y vivo en Madrid desde los 15 años, pero también he vivido en Alemania (Düsseldorf y Aachen) y en Vigo. Hablo inglés y alemán y chapurreo italiano.

He fundado en 2003, con otros dos socios IMASTE, hoy día, líder europeo en el desarrollo de eventos y ferias virtuales. Hemos lanzado más de 200 ferias en 25 países, con un equipo multidisciplinar de más de 30 personas.

En junio 2012, hemos vendido IMASTE al líder mundial de webcasting y comunicación virtual corporativa, ON24 Inc, con sede en California. Y tenemos el reto de hacer crecer el proyecto conjunto en Europa y Latinoamérica. También hemos fundado, en 2012, Multivent, como una escisión del negocio de eventos presenciales de IMASTE, y somos la iniciativa líder de fomento del empleo universitario en España.

Como emprendedor, he hecho ya casi de todo, desde CTO a responsable de desarrollo de negocio. Además me ocupo del trato y negociación con los medios de comunicación, inversores, alianzas, reporting financiero, etc.

2. ¿En qué proyectos te mueves actualmente? ¿Cómo se puede gestionar el tiempo para abarcar tanto?

Ahora mismo, estoy totalmente enfocado en la integración entre IMASTE y ON24, tanto a nivel de ventas, como de procesos, estrategia, estructura, etc. Sin perder de vista la expansión del negocio de webcasts y entornos virtuales corporativos en Europa y Latinoamérica. Un momento apasionante pero también muy intenso.

Por otro lado, soy mentor y profesor del área de creación de empresas en el Instituto de Empresa Business School y en la Academia Wayra de Telefónica. Me motiva y enriquece mucho poder ayudar a otros emprendedores a tener éxito con sus proyectos, explicando mi experiencia personal y compartiendo mis errores.

Por eso, soy business angel en varias startups tecnológicas, a través de Seedrocket, junto con alguno de los emprendedores tecnológicos más importantes de Madrid y Barcelona.

Soy co-fundador de Chamberi Valley, iniciativa líder de fomento del networking entre emprendedores tecnológicos consolidados.

Soy bloguero ocasional en diversos medios y en mí propio espacio, http://emprenderagolpes.com donde comparto mis experiencias y humildes consejos sobre la aventura de emprender.

También soy miembro de la Board de la Asociación de Antiguos Alumnos del IE Business School, para aportar una visión emprendedora en la relación entre la Institución y sus más de 40.000 egresados.

Soy ponente en conferencias para fomentar el espíritu emprendedor en Universidades, Escuelas de Negocios y otros foros donde se atrevan a invitarme.

Y por último mi proyecto más importante, soy padre de dos niñas pequeñas, que aunque me machacan el sueño, le dan un sentido mucho más claro a todas las cosas que hago.

Para poder hacer todo a la vez, creo que la clave es el foco. Intentar dedicar a cada actividad el tiempo justo, pero con mucha intensidad. Con los años, vas teniendo más experiencia para conseguir resultados en menos tiempo y detectas los sumideros de tiempo que afectan a todo emprendedor.

Lo bueno es que tengo libertad para gestionar mi horario, así que, aunque trabajo muchísimas horas, puedo decidir cuando toca hacer una ponencia, preparar un baño o montar una reunión comercial.

Estos meses, como tengo que viajar mucho más, se complica el equilibrio entre la vida personal y profesional, pero son fases vitales. Hay que tener claro qué es lo más importante para cada uno, y dedicarle tiempo suficiente a las personas que más te importan.

3. Emprender a golpes también vale… pero, ¿cuantos golpes es capaz de soportar un emprendedor antes de arrojar la toalla?

Los emprendedores que tienen éxito son perseverantes. Todos han tenido y siguen teniendo su buena dosis de golpes diarios. De hecho, la intensidad de los problemas aumenta con el tiempo, a medida que tienes empleados, inversores, negocio internacional, deuda…
Hay que ser perseverante pero no cabezota. Ante los golpes es bueno preguntarse qué está pasando, por qué algo no ha salido como esperábamos y aprender rápido. Encajar golpes es importante, pero mejorar para estar preparado y evitar el siguiente lo es todavía más.

4. En tu blog eres crítico con algún aspecto emprendedor de este país, incluso con la “terrible marca España”, aunque contrasta con la ilusión que transmites al que quiere intentarlo… ¿Por qué es tan terrible esa marca España? ¿Cual es el termómetro actual del emprendimiento español (pros-contras)?

Los españoles somos ciclotímicos, pasamos de la cresta al fondo de la ola en minutos. Y con nuestra marca país ha pasado lo mismo. Hace años éramos el ejemplo del mundo y ahora parece que no sabemos hacer nada bien.

Es fundamental que nos creamos capaces de desarrollar grandes proyectos, tecnológicos o no, en este país, para comernos el mundo. Los profesionales españoles están tan preparados como los demás, y simplemente tenemos que quitarnos complejos localistas y entender que nuestro mercado es global.

Soy bastante crítico con el “circo emprendedor” de este país, sí.

Hay demasiados “gurús” que viven de dar consejos, ponencias, libros sobre emprendimiento y no han conseguido nada. De hecho nos faltan roles a seguir, más allá de Amancio Ortega o Roig.

¿Quiénes son los Zuckerber españoles?, gente que con su ejemplo anime a otros jóvenes a intentarlo, crear sus propios sueños y en el proceso ayudar a este país a generar empleo, ilusión y salir de la crisis. Conozco muchos emprendedores con startups muy atractivas, que están desarrollando proyectos internacionales, compitiendo contra empresas americanas muy potentes y ganando, gracias a su esfuerzo, creatividad y ganas.

Y apenas se habla sobre ellos fuera de medios especializados.

Dicho todo esto, el ecosistema emprendedor español ha mejorado una barbaridad en los últimos años. Cuando empezamos éramos bichos raros, y ahora hay estupendas incubadoras de startups como Wayra o Area 31, hay una generación de business angels con conexiones, hay iniciativas de fomento del emprendimiento en Universidades y Escuelas de Negocios.

Creo que es un buen momento para empezar un negocio en España, siempre que tengas un proyecto interesante, capacidad de ejecución y una mentalidad internacional.

5. Imagina que acabas de finalizar la carrera y no encuentras trabajo ni tienes mucho dinero. ¿Qué harías con tus ideas? ¿Cómo conseguirías financiación? ¿Qué inversión inicial realizaste cuando comenzaste a emprender?

Primero define tus pasiones, aquello a lo que te gustaría dedicarte y que conoces mejor que los demás. Busca necesidades sin resolver en ese campo y una vez que las tengas detectadas, encuentra quienes son los “doers” para ayudarte. Es decir, convence a un equipo inicial de gente comprometida que sea capaz de hacer algo más que un powerpoint explicando la idea.

Con ese prototipo inicial, busca financiación semilla en alguna de las incubadoras que hay en España y con algunos de los concursos más importantes de business angels para conseguir 50-100.00 euros. Y desde ahí, a probar el prototipo!!.

Nosotros empezamos con 4000 euros, pero la financiación real que pusimos fueron los 2 años sin sueldo que aguantamos los socios fundadores.

6. ¿Tu experiencia te ha dado claves básicas para que una empresa funcione? ¿Cuales son esos puntos clave?

La experiencia me ha enseñado que nadie sabe nada. No tengo ni idea si un proyecto va a funcionar o no, pero soy capaz de detectar incoherencias que llevarán a un fracaso seguro.

Así que el punto clave es tener flexibilidad y capacidad de aprender mientras se emprende. Detecta una necesidad, crea un prototipo que la resuelva, testea tu hipótesis con el mercado, mide que está pasando y aprende para iterar y mejorar la siguiente vez.

Y extendiéndome con los puntos clave, te diría que son:

  • Equipo: no sólo que sea capaz de ejecutar, si no de trabajar sin tirarse los trastos a la cabeza durante momentos de gran incertidumbre.
  • Producto: crea un prototipo que te permita testar la reacción de los usuarios, sin descuidar la experiencia de usuario y limitando la funcionalidad a lo mínimo imprescindible.
  • Mercado: ya que te metes a hacer algo tan difícil como emprender, que merezca la pena!!. Resuelve necesidades reales y con soluciones que importen a tus potenciales clientes.

7. Emprender se asocia a crear un nuevo negocio, pero, ¿es importante emprender dentro de un negocio ya establecido, renovarse?

No tengo recetas mágicas. Si eres un experto en un sector tradicional y tienes pasión por ello, seguro que puedes encontrar nuevos modos de hacer las cosas y crear negocios interesantísimos. O quizá tienes una idea revolucionaria que va a modificar el modo en que los seres humanos se comunican entre sí.

Todo vale, mientras estés atento a resolver grandes problemas y consigas entender cual será la tendencia futura de ese sector, mejor que los demás.

8. En esta época donde miles de jóvenes emigran para buscar una oportunidad, tú permaneces aquí y tratas con muchos países. ¿Internet es la clave para evitar esa fuga de cerebros y trabajar en cualquier parte del mundo? ¿En qué países ves que hay hoy más oportunidad de negocio y ayudas?

Internet es una oportunidad de negocio interesante para un colectivo determinado: desarrolladores, diseñadores, marketing, product management… Pero en el “circo” pecamos de ingenuos si creemos que internet va a resolver la crisis.

Necesitamos que haya emprendedores en todos los sectores, y muchos de ellos tienen potencial de crear mucho más empleo que internet. Por ejemplo Zara o Mercadona crean muchísimos más empleos que todo el ecosistema de internet español junto.

Lo que sí es cierto es que la mentalidad internacional y la globalización de mercados y transportes junto con la existencia de herramientas de interacción virtuales, permiten crear negocios en España que tengan como mercado el resto del mundo.

Y eso sí que es clave para generar riqueza y empleo en este país. Emprendedores de todo el mundo que creen sus negocios en España, aprovechando nuestra mano de obra cualificada, nuestra calidad de vida, nuestros transportes. Y desde España, conquistar el mundo.

No creo que la decisión de montar un negocio en un país u otro se base en las ayudas, pero es cierto que una startup que tenga su sede en Londres, NY o California tiene de facto una valoración unas 5-10 veces superior a si está localizada en Madrid o Barcelona. Y con ese superior acceso a la financiación, se pueden alcanzar mercados globales mucho antes.

9. Un business angel, ¿puede convertirse en demonio si se involucra demasiado en la idea? ¿Qué papel crees que debe jugar a parte del monetario?

Ser business angel es un hobby muy caro :P. Creo que es importante tener una involucración emocional, para ayudar al emprendedor con sus retos, más allá de la aportación económica. Pero es cierto que el inversor tiene que entender su papel y dejar al emprendedor que tome sus decisiones, cometa sus propios errores, aprenda y mejore.

Y el inversor tiene que entender el altísimo riesgo de su inversión y no obsesionarse con el retorno económico a corto plazo.

10. ¿Qué es para ti el miedo al fracaso? ¿Lo has sentido alguna vez? ¿Cómo te rehaces si un negocio nuevo no funciona?

El miedo al fracaso es la desagradable sensación de estar al borde del abismo, dependiendo de una mezcla de esfuerzo y suerte para evitar que todas tus ilusiones empresariales se vayan al garete y tengas que afrontar consecuencias muy graves: despidos, deuda, bancarrota, desánimo…

Y lo siento cada día al menos un par de veces, entre un par de momentos de euforia en el que creo que me voy a comer el mundo. Emprender es una montaña rusa emocional y hay que estar preparado para vivir asumiendo muchos riesgos, para conseguir grandes cosas.

Creo que asumir riesgos no significa ser un insensato. Hay que controlar el nivel de deuda y los compromisos adquiridos y tener en mente que las cosas pueden ir mal y hay que poder afrontarlo. Sobre todo en este país, es muy importante tener siempre previsto el coste de cerrar la empresa (Seguridad social, despidos, etc), porque si no, puedes tener problemas muy serios.

Además, España es especialmente injusta con el fracaso emprendedor. Se convierte en un estigma social que te acompaña en tus siguientes andaduras.

Aquí, si tienes éxito eres un afortunado y si fracasas, un torpe.  Creo que es importante prever mecanismos de recuperación para emprendedores que han tenido un fracaso honrado. Necesitamos su experiencia para que puedan montar nuevos proyectos con más opciones de éxito.

 

Do´s & Don´ts del Business Plan

Ayer tuve la ocasión de impartir una sesión dentro del Programa Venture Lab del Instituto de Empresa. La temática se basaba en repasar los Do´s & Dont´s del Business Plan, pero al ser la primera sesión de la serie de clases sobre cómo crear una startup tecnológica y presentarla a inversores, convení con Gary Stewart , darle un enfoque un poco más generalista. De modo que empecé explicando los factores clave en los que se fijan los inversores para determinar el potencial de éxito o fracaso de un proyecto.

Fundamentalmente, y resumiendo muchísimo las 3 horas de clase, son tres: Producto, Mercado y Equipo. Y esos tres factores deben ser tenidos en cuenta en todo el proceso de análisis y presentación a inversores, desde el Plan de negocio, hasta la presentación en persona y el elevator pitch.

También dediqué una parte importante de la clase a explicar algunos conceptos del Customer Development y la creación de Lean Startups. Me he vuelto un evangelista de este concepto, basado en la puesta en marcha temprana de las ideas de negocio, para que sean validadas por el mercado lo antes posible y así, a través de un ciclo iterativo de mejoras y escucha al cliente, se pueda llegar al “Product-Market fit” (es decir, al encaje de un producto o solución con un mercado suficientemente grande de consumidores apasionados por el producto y dispuestos a pagar por él). Estos procesos permiten minimizar el riesgo de fracaso de los proyectos tecnológicos y en todo caso, permite que ese fracaso se produzca lo antes posible y aprender del mismo.

Eso sí, una lean startup no implica una montar una startup cutre. Parece que hoy día, todo el que monta un negocio con cuatro duros, dice que está aplicando conceptos startups ultraligeras y se queda tan ancho, siendo el más cool del patio. Aunque las “lean startups” buscan evitar gastos innecesarios hasta que no tienen tracción suficiente para escalar sus procesos, no se basan en sacar el desarrollo a la India porque es más barato.

Después de mi experiencia personal con IMASTE, debo decir que no creo demasiado en los planes de negocio, porque las ideas de negocio y las premisas de partida SIEMPRE van a cambiar dramáticamente durante el proceso de creación y validación del proyecto. El plan puede servir para analizar la viabilidad inicial del proyecto y para acudir a la batalla con una hoja de ruta, pero después, es imprescindible un proceso iterativo de adaptación a las necesidades reales de los clientes que queremos satisfacer: EL PLAN B.

Lo que me parece más importante es que el modelo de negocio tenga sentido (aunque después también tenga que cambiar). Que haya coherencia entre las necesidades que se quieren resolver, las competencias y habilidades que se necesitan para responder a esas necesidades, los costes asociados, el modo de alcanzar a los clientes (canales), como es la relación con los clientes, quienes son y de donde viene el dierno.

La clase terminó con una minicompetición de elevator pitches, en la que algunos grupos se enfrentaron al reto de conseguir que sus compañeros invirtieran 100.000 euros virtuales en sus proyectos. Es interesante ver cómo los inversores por un día, se decantaron sobre todo en dejar su dinero virtual a los proyectos más consolidados (mayor desarrollo probado), con mayor proyección internacional o con mayor mercado potencial percibido. Aunque no le dieron demasiada importancia a la composición de los equipos, que es un tema clave para mí.

En fin, no me enrollo más, os dejo las diapositivas de mi presentación, por si os sirven de ayuda.

10 consejos tecnológicos para emprendedores

Este artículo fue publicado originalmente en el blog de emprendedores del Instituto de Empresa, sigo recopilando poco a poco mis intervenciones en otros medios en este espacio personal!.

Un emprendedor tiene que ponerse a diario muchos sombreros distintos, para apagar fuegos y vender motos sin descanso. Por suerte, existen cada vez más herramientas gratuitas o baratas que pueden ayudar a los emprendedores a ser más productivos, estar informados, contactar con clientes y empleados y hacer crecer sus empresas.

1. Cread un blog

Es la manera más sencilla de tener una presencia web relevante y actualizada. Dedicadle todas las semanas un par de horas a escribir un artículo sobre vuestro sector de actividad, en la que incluyáis vuestros casos de éxito. Incluid también vuestras últimas noticias empresariales, acuerdos con otros Partners, etc.  Aconsejo escribir en inglés si vuestro servicio o producto puede ser internacional.

Herramientas: Cread una cuenta gratuita en http://es.wordpress.com/ , aplicadle una plantilla simple pero efectiva,¡ y empezad a publicar!

2. No abuséis de la compra de portátiles

Son caros y no tienen una gran utilidad para las start-ups pequeñas. Si tenéis algo de cash de sobra, aprovechad para comprar dos monitores por empleado y veréis como su productividad se multiplica. Este consejo no es aplicable a tres perfiles concretos:

¡Vosotros!, un portátil, y mejor si es Apple, es recomendable. Tendréis que moveros mucho y trabajáis todo el tiempo (en casa, en la playa…), además os permitirá proyectar una imagen de competencia tecnológica muy importante.

Los comerciales, por razones obvias.

Y los empleados motivados que más trabajen, para que se puedan llevar el portátil a casa J.

3.     Aprovechad las herramientas de Google

Usad el correo electrónico que ofrece Google, por 50$ por usuario o hasta gratis. ¿Por qué complicarse con un servidor de mails, complejo y caro?.

Usad Google Docs para compartir archivos de texto y hojas de cálculo. Y Google Analytics para controlar el tráfico en tu sitio web. Go Google at work!

4.     Conectaos con lo que pasa en vuestra industria o sector

Para estar a la última tenéis que localizar los blogs más relevantes del sector y recibir sus actualizaciones a tiempo real (feeds). Además, es interesante tener una cuenta Twitter y realizar búsquedas periódicas con las keywords del negocio.

Herramientas: Lector de feeds de escritorio: Google feedburner . Y para compartir y descubrir a tiempo real lo que está ocurriendo en el mundo, Twitter

5.     Software de facturación

Hasta que no tengáis un tamaño suficiente para externalizar todos los servicios de contabilidad y recursos humanos (que debería ser muy pronto!!), recomiendo algunas aplicaciones web gratuitas para llevar el control de las cuentas.

Herramienta:  QuickBooks Simple Start  y Microsoft Office Accounting Express.

6.     Back-ups

Aunque la idea es ahorrar lo más posible, no aconsejo ser muy tacaño con el backup de los datos. En primer lugar, es imprescindible contar con unidades de disco duro externas conectadas con la red. Para el caso de buscar back-ups que estén fuera de la oficina (la mejor opción), existen algunos servicios bastante económicos como Carbonite.

7.     Mantenimiento y gestión de redes

No perdáis el foco en hacer crecer vuestro negocio, y vuestros empleados tienen que ser lo más productivos que puedan. La pérdida de tiempo y motivación por redes que no conectan, conexiones lentas, software mal instalado o actualizado, es imperdonable. Contratad un servicio externo de gestión de redes y equipos informáticos cuanto antes.

8.     Ahorrad tiempo y dinero con skype

Skype es muy barato, o gratis, para hacer llamadas telefónicas y contactar con clientes y empleados en todo el mundo.

En Imaste tenemos comunicación síncrona a tiempo real con todos nuestros socios internacionales, gracias a Skype, y estoy convencido de que no podríamos lanzar nuestros proyectos sin esta herramienta, que integra conexión por voz, chat escrito, video y recientemente, permite hasta compartir el escritorio.

9.     Utilizad las redes sociales profesionales para encontrar socios y clientes

LinkedIn es vuestro amigo. Trabajad en vuestro perfil online, cread redes de contactos relevantes para vuestro sector y sed proactivos. No esperéis a que os contacten, buscad los mejores socios y enviadles un breve mensaje directo al grano. La tasa de respuesta en linkedin triplica la de un correo electrónico tradicional.

10. Estad abiertos a la innovación continua.

Todo cambia muy rápidamente, y no podemos perder las ganas de cambiar el mundo todos los días.

Keep rocking the universe!.

How to pitch a VC – Una clase en el IE

El pasado viernes, tuve el honor de ser invitado por Gary Stewart para dar una clase a los alumnos del IMBA del Instituto de Empresa dentro del Venture Lab. La clase versó sobre cómo presentar a inversores una startup tecnológica y tengo que reconocer que es un gusto poder presentar ante un público entregado :). Los IMBA´s están tan motivados con su participación en la competición y tienen tantas ganas de que sus proyectos salgan adelante, que se implican todo el tiempo.

Para hacer la charla más amena, propuse a los representantes de cada equipo que hicieran un elevator pitch inicial, de unos 2 minutos de duración y después les entregué dinero (del monopoly eso sí) para que invirtieran 160.000 $ en el resto de proyectos. Es un experimento que recomiendo a todo profesor de creación de empresas, porque enseña a los alumnos a fijarse en todos los elementos del proyecto, más allá de la idea o la técnica de presentación, y depués arroja resultados sorprendentes. Por ejemplo:

.- Los proyectos con presentadores con inglés nativo, consiguieron inversión de casi todos los grupos. Aunque no grandes cantidades. Lo cual demuestra que la habilidad de expresar correctamente las ideas y presentarlas de modo sencillo, hace que la percepción del riesgo de un proyecto disminuya y aumente su atractivo para los inversores.

.- Los proyectos más complejos tecnicamente, tuvieron menor inversión. Un inversor intenta invertir en aquellos proyectos que entiende, de ahí la necesidad de conceptualizar las ideas que se presentan y asimilarlas a otras que sean conocidas por el interlocutor. “Somos el spotify de los alimentos frescos”. “Somos el facebook de la caza…”

.- El entusiasmo del ponente juega un factor fundamental en los criterios de decisión de los inversores. Los que mostraron más convencimiento y seguridad en sus presentaciones, consiguieron arrastrar con sus ganas el dinero de los “inversores”.

En fin, siempre es un placer volver a las aulas del Instituto de Empresa y compartir experiencias con futuros emprendedores. Sobre todo porque termino aprendiendo muchísimo.

Comparto con vosotros mi presentación del viernes, basada en mi artículo de Cotizalia de hace unas semanas, en otras clases que impartí con anterioridad y en una presentación de Dave McClure sobre cómo presentar a inversores.