El balance del año no se mide sólo en KPIs

Hace un año estaba aún convaleciente de la peritonitis que se robó mis Navidades y el apéndice,  pensando cómo empezar mi periplo sabático por Londres o Nueva York después de poner punto y final a un periplo de 11 años con IMASTEON24.

Y si reflexiono sobre todo lo que ha pasado en estos últimos 12 meses, no podría imaginar, entonces, el alucinante viaje en cohete que me iba a echar entre pecho y espalda. Y lo que queda todavía para llegar a la estratosfera, y más allá.

Desde mi incorporación “hands-on” en CartoDB, la velocidad a la que se mueven mis circunstancias se ha disparado y a veces la realidad se me aparece un tanto borrosa, tanto que me acuerdo de unas líneas que escribí hace algunos años:

Desde que no estamos juntos

los meses han aprendido a andar deprisa,

ahora corren a mi alrededor

y me marean,

tendrías que verlos.

Me ha tocado este año boxear de manera consistente muy por encima de mi peso y aprender una tonelada de cosas, cada día. Pero esto es lo que tiene trabajar con un equipo de alto rendimiento, donde no hay huecos para el despiste, la mediocridad o el relajo.

Los retos de escalar, o más bien, intentar escalar una startup tecnológica, creando un proceso de captación y retención de clientes repetible, con una sólida infraestructura tecnológica, los fondos económicos necesarios y el equipo adecuado, se pueden encontrar en muchos posts sobre el tema. A nivel personal, este año he podido comprobar que escalar una startup no es sólo añadir más individuos para hacer las mismas cosas, si no sobre todo:

1. transmitir los comportamientos y creencias que nos han llevado hasta aquí a todos, dando “ownership” y creando una sensación de responsabilidad en cada uno de los miembros del equipo.

2. delegar con éxito y con cabeza, porque el tiempo del equipo gestor es uno de los recursos más escasos.

3. contratar siempre figuras y cracks con hambre, pero sobre todo, ayudarles a tener éxito, con un proceso de on-boarding que permita encontrar orden y aprendizajes en el caos.

4. “Be mission driven” porque una cultura fuerte hará que todo el mundo sea más productivo y tome decisiones por su cuenta que, sin embargo, estén alineadas con los objetivos comunes.

5. Tener un sentido de urgencia continuo, pero con un sentido. La competencia es brutal, y cada vez habrá más “stakeholders” ante los que responder, pero hay que correr rápido hacia algún sitio.

6. Definir objetivos medibles y factibles, y medirlos realmente. Nadie sabe nada, pero sí que es posible aprender de los experimentos fallidos que vas haciendo, iterar y mejorar poco a poco.

7. Comunicación, comunicación, comunicación. Todo el tiempo, para que todo el mundo sepa qué tiene hacer y qué hacen los demás. Y para repetir, las veces que haga falta, hacia donde vamos.

8. Actitud. Si vas a jugar en champions, hay que creérselo, con el estado de ánimo que permita afrontar grandes retos, sin miedo y con ganas.

Después de levantar la ronda de financiación de CartoDB  (el post de Oriol explica el proceso perfectamente aquí y yo he escrito algo sobre el tema aquí) y pasar un intenso verano en Brooklyn con la familia (tendría que escribir más a menudo sobre los sacrificios que tienen que asumir los que rodean a los emprendedores, con una muy diferente aversión al riesgo y en cambio arrastrados en nuestra vorágine de sueños y quimeras imposibles).

Ahora me toca un larguísimo commute bi-semanal NYC-MAD, y cómo me decía hace días otro viajero continuado, “the place I call home is where my family stays“. Y uno de mis deseos para 2015 es que, en breve (ahora que tengo visado americano después de 8 meses de burocracia y papeleos, yay!!) pueda llamar “home” a la big apple de nuevo, y deje de acumular avios viajando en turista, que es muy sufrido ;).

Han pasado muchas cosas en 2014, y aun así queda todo por demostrar, pero no puedo perder la perspectiva y recordarme, aun vez más, que quien define el éxito no son los KPIs del negocio, ¡¡aunque sea SaaS!!, si no hacer sentir bien a la gente que está a tu alrededor.

La misión que mencionaba antes, no puede ser sólo empresarial, si no que tiene que estar necesariamente acompasada con la misión familiar. Entender cuál es el decálogo de las cosas que te hacen estar bien, a tí y sobre todo a los tuyos y cuáles son las cosas que restan enteros a tu bienestar. Y tener muy claro dónde va esa “startup” familiar, garantizando que todos los miembros de tu equipo están motivados y encuentran el camino a su propia realización. Que puede ser muy diferente a la tuya.

Puede que ambos caminos no encajen a veces, y sólo el esfuerzo continuado para recuperar el equilibrio, hará que pueda asegurar que he llegado, al fin, a algún sitio.

Feliz Navidad!

IMG_3583

Ecosistemas europeos uníos!. Or die.

Una de las realidades que más impactó durante mi viaje a EEUU hace unas semanas dentro del IVLP, fue que todos los ecosistemas emprendedores clave del país están totalmente interconectados.

¿Qué significa esto?, un emprendedor con un gran proyecto de Austin (Tejas) puede encontrar inversores sin problemas en Silicon Valley o hacer un partnership tecnológico con otra startup del MIT de Boston y vender sus productos a grandes corporaciones que le han presentado emprendedores de Seattle o Boulder (Colorado).

Para poder entender la potencia de esta red de contactos de confianza y de alto nivel, un equivalente en Europa, sería que un emprendedor español pudiera conseguir un inversor de Berlin gracias a la intro de otro colega alemán, y además tener un co-inversor de la City, un proyecto conjunto con una startup de Paris y una agenda de reuniones de alto nivel en Barcelona y Estocolmo, buscada por sus pares locales.

Suena utópico, pero es algo que nos tenemos que tomar muy en serio, si queremos que las startups europeas puedan tener músculo financiero, comercial y técnico para competir de tu a tu con sus rivales norteamericanas.

Hace unos días, en el Spain Startup & Investor Summit, mi amigo Imran Akram de DN Capital, me decía que en su visualización de la red de contactos de linkedin (inmap), había muchos puntos muy conectados y en cambio dos nubes prácticamente aisladas del resto. Una la formaban los emprendedores que había conocido en su viaje a Turquía y el otro los emprendedores e inversores de España que había conocido en el evento del año anterior.

Es un dato descorazonador, que he corroborado con mi propia red. Veamos las conexiones que un partner de Balderton de Londres tiene con otros miembros de mi red. Apenas algunos puntos sueltos, que en su mayor parte son otros inversores internacionales o emprendedores extranjeros (a la derecha en la imagen).

inmap bonanziga balderton

Y en cambio podéis ver cómo la red de emprendedores españolas (en color naranja) y la red de personas relacionadas con el IE Business School (en color azul), forman una tupidísima tela de araña. En la que los grandes gurús patrios son grandes HUBs de relaciones y confianza.

Y vemos las conexiones de un peso pesado del ecosistema, como Alejandro Sánchez-Ocaña, que está conectado con prácticamente toda la red nacional y no tiene relación con mis contactos extranjeros en Londres o Silicon Valley marcados dentro del ovalo amarillo (sé que no es un dato muy científico, igual Alejandro tiene mil contactos extranjeros por su lado, pero queda muy bonito y visual :)).

inmap alejandro sanchez ocaña

Tenemos que ver y entender el ecosistema emprendedor europeo como un solo gran punto de encuentro y para ello, los 30 emprendedores e inversores clave de cada ciudad no sólo deben conocerse (que ni siquiera llegamos a eso), si no que deben ser amigos, tener confianza y conocer sus habilidades. Y apoyarse mutuamente.

Creo que los principales ecosistemas emprendedores de Europa son (sin pretender hacer un ranking!):  Londres, Cambridge, Berlin, Munich, Madrid, Barcelona, Paris, Estocolmo, Helsinki, Tallin, Tel Aviv y Moscú.

12 ciudades, 60 inversores y emprendedores clave, es decir 720 individuos que pueden hacer mucho para que Startup Europe sea una realidad y Europa esté a la vanguardia de los proyectos tecnológicos que alcanzen una masa crítica suficiente. Creo que esa red, si realmente lo fuera, puede hacer mucho más por el empleo y la creación de riqueza en España que muchos políticos.

Estoy seguro de que en cada una de estas ciudades existe un Chamberi Valley local que agrupa a los emprendedores tecnológicos consolidados, que están en la fase de “scale up” y necesitan contactos internacionales y financiación de alto calibre. Y lo mismo ocurre con agrupaciones de VCs y business angels de cada ecosistema.

Así pues, a qué esperamos, interconectémonos y abramos nuestras agendas para que fluyan las ideas, el talento y el dinero ;).

Las 20 internet startups más sexys de España en 2013. Spain Startup & Investor Summit

La semana pasada participé en la reunión del Comité Rector del Spain Startup & Investor Summit. Se trata de un eventazo que organizan por segundo año consecutivo María Benjumea y Juanjo Güemes con sus respectivos equipos de Infoempleo y el IE Business School, con el objetivo de convertirse en el evento referente y punto de encuentro entre startups e inversores de todo el sur de Europa.

La verdad es que el panel de ponentes que se está elaborando es impresionante, con Yossi Vardi, Ali Partovi, cracks nacionales y políticos como Neelie Kroes o Luis de Guindos, entre otros. Y es cierto, que un evento de referencia ayudará a posicionar las startups españolas y nuestro ecosistema como un lugar donde es posible encontrar talento emprendedor con costes de establecimiento y operación razonables, realizar inversiones rentables con exits a la vista y retroalimentar todo el proceso. Y encima viviendo bien.

Y aunque soy muy crítico con la labor de este gobierno en el apoyo a los emprendedores (o la falta del mismo) y con la ley de emprendedores, sí que es cierto que desde el ICO, ENISA, etc se están llevando a cabo iniciativas de co-inversión y movilización de financiación que nos pueden dar una ventaja competitiva como hub de emprendimiento, frente a otros destinos europeos. Si es que sabemos aprovecharlo.

Eso sí, detecté una curiosa tendencia en la reunión del comité (con lo más granado de la fauna inversora patria) en indicar que “aquí lo que falta no es inversión, si no equipos potentes y ambiciosos”. Estoy de acuerdo en que la situación de inversión en fase semilla ha mejorado sustancialmente en España en los últimos años, y ahora es razonablemente factible encontrar incubadoras, inversores privados o préstamos participativos por cantidades de 50.000 a 100.000 euros para comenzar un proyecto.

Pero creo que siguen faltando (a pesar de los fondos amérigo, de la llegada de Seaya, del dinero del gobierno…) más actores y sobre todo, internacionales, en el tramo de inversión de 1 a 3 millones de euros. Pero la tónica del encuentro era que, en ese tramo, lo que faltan en España son startups consolidadas, con ambición y talento. Así que recojo el guante lanzado y pido vuestra ayuda para detectar al menos 10 (y si son 20 mejor) startups españolas con suficiente recorrido y presencia internacional como para ser el reflejo de nuestra cara más sexy en esa fase de expansión (post-semilla).

Con todos ustedes, el top 10 12 14 15 16 20 de startups más calientes del panorama español (IMHO). Se aceptan comentarios, inclusiones, rechazos, alusiones y sugerencias!.

Sin orden de preferencia, eso sí 🙂

Marfeel

marfeel

Ticketea

ticketea

Socialpoint

socialpoint

Vizzuality

vizzuality

Ticketbis

ticketbis

ReviewPro

reviewpro

Ludei

ludei

Traity

traity

erepublik

erepublik

kantox

kantox

The mad video

themadvideo

chicisimo (updated)

chicisimo

ducksboard (updated)

ducksboard

tyba (updated)

saluspot (updated)

saluspot

alienvault (updated)

alienvault

alto social analytics (updated)

alto social analytics

akamon (updated)

akamon

peertransfer (updated)

peertransfer

zyncro (updated)

zyncro

*No incluyo empresas más consolidadas y con otro tipo de recorrido como Gowex, Idealista, Tuenti, eDreams, Atrapalo, Groupalia, coches.com, entradas.com…

** No incluyo empresas vendidas o parte de otros grupos como Bebanjo, Imaste, Toprural, Sindelantal, Wuaki, Buyvip …

Cómo se construye un ecosistema emprendedor #ivlp

Una de las reuniones más interesantes de mi viaje por EEUU, ha sido sin duda el encuentro con Kevin Koym, fundador y CEO de Techranch, una de las aceleradoras de startups tecnológicas más exitosas de Austin, Texas.

Para los que no lo sepais, Austin se ha convertido en pocos años en uno de los ecosistemas de referencia para emprendimiento tecnológico en EEUU, sólo por detrás de Silicon Valley y compitiendo mano a mano con Boulder (Colorado), Seattle y Boston.

Así que es un ejemplo mucho más interesante para Madrid, como modelo, que el de un Silicon Valley difícilmente replicable, como hemos hablado muchas veces.

7-hottest-startup-scenes

Hablamos con Kevin sobre el papel de las aceleradoras, ahora que la burbuja emprendedora ha hecho que florezcan como setas tanto en EEUU como en España. En EEUU tan sólo dos aceleradoras en fase semilla están funcionando realmente bien: Ycombinator y TechStars, mientras que el resto de empresas salidas de las aceleradoras tienen que pasar un auténtico calvario para encontrar financiación al terminar su periplo. ¿Os suena esa situación?.

Kevin sostiene, y estoy totalmente de acuerdo, que las aceleradoras crean concursos de belleza que difícilmente casan con las dinámicas necesarias para formar una startup de éxito a largo plazo. Se produce un foco excesivo en las mecánicas necesarias para desarrollar un negocio (aunque sean maravillosas mecánicas de lean startup) y en las estructuras necesarias a nivel organizacional para responder con las necesidades de la empresa. Pero apenas se incide en cuales son las motivaciones del equipo emprendedor, clave para que puedan soportar la presión inicial y también para que puedan adaptarse y pivotar cuando reciben información y palos del mercado. Y sobre todo, no se trabaja en la creación de una cultura en el ecosistema.

startup ecosystem components

Techranch es diferencial en ese aspecto, al enfocar todo su proceso en el emprendedor, más que en la idea o incluso en la ejecución. Qué motiva al emprendedor y cómo hacer que los emprendedores se ayuden, compartan y creen valor unos con otros. Opina Kevin que esa cultura de apoyo entre emprendedores es la que crea un ecosistema valioso y que es un factor diferencial de Austin frente a Silicon Valley o Boston.

Creo que en Madrid también es importante que dejemos de trabajar de modo aislado y encontremos cual es la conversación emprendedora que se tiene en nuestra ciudad. Si en Silicon Valley todo gira en torno a levantar la ronda de financiación más grande, en Nueva York se trata de cuánto dinero tienes, en Washington cuánto poder acumulas y en Austin de quién eres como persona, qué es lo que te apasiona, aunque sea una locura. Muy ligado al lema “keep Austin weird“, que se encuentra por toda la ciudad.

Creo que el discurso de Madrid puede ser “cómo ser creativo, viviendo bien“. Para mantener nuestra calidad de vida y felicidad general, tenemos que tener un gran foco en ser creativos y productivos, creando nuevas formas de afrontar retos de usabilidad o desarrollo. En nuestra ciudad, tenemos que usar las limitaciones de nuestro ecosistema a nivel de financiación o renombre, como armas arrojadizas para ser más arriesgados en nuestras propuestas de negocio y para atraer al talento por el ambiente acogedor y la calidad de vida de la ciudad.

No hacen falta “fancy buildings” para crear un ecosistema vibrante, si no una mentalidad abierta y colaborativa, ganas, muchas ganas y retroalimentar el proceso, de modo que los emprendedores con exit-o ayuden a los que están empezando. Todo revierte en la base de la pirámide que plantea Kevin (harvest pyramide) como esquema para una aceleradora o para un ecosistema.

harvest pyramid

La tribu de emprendedores, bebiendo de la cultura de la ciudad, es la que sustenta todo lo demás, con networking de alta calidad que fomenta la ayuda mutua y compartir habilidades y conocimientos. Es la que permite que los programas puntuales de emprendimiento, o la parte estructural (instalaciones, backoffice..) ayuden a la consolidación de los proyectos, para que aquellos más viables que alcancen tracción puedan formar la punta de lanza del ecosistema como antenas de atracción de talento, visibilidad y financiación. 

Creo que Chamberi Valley puede ser un buen reflejo de la parte superior de la pirámide de nuestro ecosistema local, con una responsabilidad cada vez mayor en definir la cultura emprendedora de Madrid y en hacer que la tribu local sea cada vez más potente y cohesionada.

Queda mucho por hacer…

 

Me voy a los Estados Unidos… #ivlp

Pero no, para siempre no, al menos, todavía no ;). Todavía conservo la esperanza de que España se convierta en la meca de los emprendedores europeos y que Madrid pueda competir en igualdad de condiciones como hub de inversión y talento con Londres o Berlín.

He tenido la fortuna y honor de ser seleccionado por la embajada americana en Madrid y el Departamento de Estado para formar parte de un International Visitor Leadership Program (IVLP).

Se trata del programa de intercambio profesional más prestigioso de los EEUU, con más de 330 jefes o ex jefes de estado que han pasado por el mismo. Me temo, a la vista de mi selección, que seguirá sin haber ni un sólo presidente español ex-IVLP a medio plazo, aunque Sarkozy, Schroeder, Prodi, Gordon Brown o Blair formaran parte del programa. 🙂

Los americanos tienen claro el valor fundamental de los contactos de calidad para generar oportunidades de negocio y por tanto, invierten en invitar a profesionales con alto potencial tanto del sector público como privado, para que pasen 3 semanas conociendo a interlocutores de alto nivel en EEUU y también para que hagan redes de relaciones entre ellos.

Si posteriormente cada individuo puede traer los aprendizajes y conexiones establecidas de vuelta a su país, y mejorar el ecosistema local, los EEUU tendrán una antena de comunicación y cooperación local, que valorará el esfuerzo realizado en su desarrollo personal y profesional y que seguro que podrá devolver el favor. Suena fácil, pero exige una inversión importante y creer en el programa durante muchos años.ivlp miguel arias

Mi programa trata del desarrollo de emprendedores y pequeñas empresas en Latinoamérica y España, con los siguientes objetivos:

  • Mostrar los factores sociales que influyen en el emprendimiento en EEUU
  • Evaluar las cooperaciones público-privadas para proporcionar capital, crédito, formación y ayuda a los emprendedores a nivel federal, estatal y local
  • Mostrar el impacto de las pequeñas empresas en la economía local, regional, nacional y global
  • Analizar las tendencias del uso de nuevas tecnologías por parte de pequeñas empresas para conseguir mejores resultados en marketing, innovación y desarrollo de negocio

Tengo ganas de entender cómo se han afrontado aquí los retos que tenemos ahora mismo en España, en plena crisis y con una ley de emprendedores incompleta (cuando no, descabellada) y unos ecosistemas emprendedores incipientes, pero todavía muy frágiles.

Me parece, además, muy interesante que en vez de ir a Silicon Valley y Nueva York, el viaje incluya visitas a Austin (Texas), Bozeman (Montana) y Seattle (Washington).

Ya que es virtualmente imposible replicar el ecosistema emprendedor de Silicon Valley o Nueva York, como focos de atracción de talento e inversión globales, me interesa mucho entender como Austin se ha convertido en un tercer polo de innovación tecnológica, ¡aunque improbable!. O cómo Seattle es un modelo de fomento de startups con un componente de emprendimiento social. Y respecto a  Montana, bueno, estoy deseando ir a Yellowstone!!!!

Apenas llevo un par de días de programa en Washington, pero intentaré compartir algunas de las experiencias y aprendizajes en el blog (cuando tenga un rato). Porque es imposible obviar el trabajo durante 3 semanas (o dos días!), así que tendré que compaginar reuniones, excursiones y viajes con conference calls, mails infinitos y “brown dispatching” de lo más variado. De todos modos, es una oportunidad irrepetible.

Y claro, es imposible olvidar que mi mujer es la principal contribuyente neta a este viaje, mucho más allá del esfuerzo del Departamento de Estado, ya que es ella la que se queda con las niñas sola, durante 3 semanas.

Ya puedo buscar un buen regalo…  Sugerencias?.

Otro #eurovegas es posible: adelson vs hsieh

Es difícil resistirse al embrujo tentador de los 150.000 empleos prometidos por Adelson y su Eurovegas alcorconiano. Con el panorama desolador que tenemos por delante y la avalancha de noticias económicas negativas, alivia leer sobre inversiones millonarias, trabajo, turistas de ocio y negocio y la posibilidad de disfrutar del Circo del Sol, Celine Dion o una hamburgesa carísima del chef Ramsey, cada fin de semana.

De algún modo, los días previos a la elección de Eurovegas, me parecía que nos estábamos jugando unos juegos olímpicos y que, de nuevo, escogerían otro destino.

Pero no nos despistemos, por mucho que nos cieguen las luces de neón, y aunque prefiera que Eurovegas se construya en el sur de Madrid que en el norte de Bratislava, está claro que este tipo de decisiones tienen efectos económicos y sociales a largo plazo.

Se crearán empleos, sí, pero de baja cualificación y centrados en servicios turísticos. Y en este país, estoy convencido de que también sabemos jugar a otros juegos más allá del sol, la playa, los casinos, los restaurantes o las prostitutas.

El enfoque político, la coninversión necesaria, el coste de oportunidad brutal, etc, harán que todavía dediquemos más ganas y recursos a la construcción y el turismo, cuando aquí necesitamos ser líderes en tecnología e innovación.

Por eso, si es posible elegir, y ¡creo que siempre es posible!, prefiero que nos traigamos a Tony Hsieh de Zappos y su plan para Las Vegas, en vez de al Sr. Adelson , que me resulta, en verdad, muy casposo.

Tony, ha invertido más de 350 millones de dólares de su propio dinero, para transformar el centro de Las Vegas en un espacio vibrante para startups tecnológicas de todo tipo. Con un foco en la creación de pequeños negocios locales que se apoyen en la comunidad, además de fomentar establecimiento de startups tecnológicas que quieran trasladarse a Las Vegas y que sirvan de creación de empleo cualificado e internacional. Y por último una importante inversión en educación, arte y cultura.

city as a startup

Su objetivo es crear la “co-working capital of the world”, consiguiendo que el retorno de la inversión no sólo se mida en términos económicos, si no también de creación de proyectos personales, carreras profesionales y al fin y al cabo, felicidad.

tony hsieh

Necesitamos atraer a tipos como este, con ambición y empuje,que hagan de nuestro país un campeón mundial en emprendimiento y en innovación, y cuyo beneficio empresarial revierta en toda la comunidad y no sólo en los bolsillos de la Vegas Sand´s Corporation.

Seguimos sin ley de emprendedores y con pequeños parches que no terminan de asentar las bases de un ecosistema emprendedor en España y Madrid. Emprender se ha puesto de moda, cierto, pero temo que sea un hype pasajero, sin financiación, acceso al talento internacional o creación de una comunidad emprendedora que se retroalimente.

¿Cómo nos pueden ayudar los políticos?, podrían empezar sintiéndose más orgullosos de recibir a gente como Tony en vez de a gente como Adelson. Quizá es demasiado pedir…

 

 

El ecosistema emprendedor de Madrid, Chamberi Valley de un vistazo

Muchos emprendedores que empiezan se quejan de la falta de un ecosistema emprendedor en Madrid al estilo del de Silicon Valley.

Es cierto que nos será casi imposible replicar la simbiosis entre las instituciones Universitarias enfocadas al emprendimiento como Stanford, la financiación con escasa aversión al riesgo que fluye de Sunhill Road, la masa de jóvenes emprendedores llegados de todo el mundo, ávidos de probar fortuna en el lejano oeste, la presencia de los gigantes del sector tecnológico para ofrecer mercado y apoyo a las startups y por último un mercado angloparlante con suficiente uniformidad cultural y regulatoria de 300 millones de personas con elevado poder de compra.

Pero basta de lamentarse, Madrid es una de las ciudades más vibrantes del mundillo emprendedor europeo y mundial. Puede que no juguemos en champions todavía, pero tenemos una apasionada clase media emprendedora con start-ups que facturan más de 1 millón de euros o han recibido más de 1 millón de euros de inversión y que tienen mentalidad global y están machacando a sus rivales de silicon valley en los mercados en los que compiten. Y cada vez atraemos más talento nacional y extranjero para montar sus negocios aquí, aprovechando la estupenda calidad de vida made in Spain y unas comunicaciones y conexiones con el resto de Europa y América que están francamente bien.

Como no me vais a creer, comparto con vosotros este estupendo plano estático de las startups de Chamberi Valley, para que veáis dónde están las startups tecnológicas de Madrid, a qué se dedican y cómo pueden ayudaros a lanzar vuestros proyectos.

201202-Mapa-Chamberi

Podéis encontrar más información sobre las start-ups de Chamberi Valley en estas fichas descriptivas y en el plano dinámico y online de las start-ups de Chamberi Valley

Los silicon valleys del mundo

Me han enviado esta infografía sobre cuáles son los principales centros de emprendimiento en el mundo, a través de un Indice de emprendimiento, basado en su cultura innovadora, su ecosistema inversor y sus políticas de apoyo a los emprendedores.

No estoy nada de de acuerdo con los resultados, España sale por debajo de Pakistán y Ghana en el Indice, con una de las valoraciones más bajas. Más de una vez he hablado o escrito sobre las bondades de España como un destino para desarrollar negocios con mentalidad global. Creo que tenemos una posición envidiable para atraer talento extranjero que nos ayude a sacar este país de la crisis, con elementos diferenciales como:

1. Ecosistema emprendedor. Estamos empezando, pero en Madrid, Barcelona, etc, ya se pueden encontrar núcleos de emprendedores que se reúnen en redes y encuentros. Desde una fase inicial (con first tuesday, iniciador, thursday, las incubadoras de Madridemprende, Barcelona Activa, Wayra de Telefónica, etc) hasta para proyectos más consolidados (Chamberi Valley) es posible encontrar el apoyo de otros emprendedores para abrir puertas, encontrar mentores, acceder a financiación, etc.

2. Conexiones – Transporte. Desde Madrid-Barajas, Barcelona, etc, es posible viajar con vuelos directos a gran parte del mundo y estás a menos de 2-3 horas de cualquiera de los centros más importantes de Europa.

3. Instituciones educativas – Comunidad universitaria. En España hay una gran masa de titulados universitarios preparados, que tan sólo necesitan un empujón para lanzarse a montar negocios y trabajar en start-ups. Con un paro juvenil rondando el 40-50 % es posible encontrar a individuos con talento y entusiasmo y con salarios que suponen un tercio o cuarto de los de Silicon Valley. Además, España cuenta con instituciones de post-grado de prestigio, como el IE Business School, IESE, ESADE, que forman a emprendedores y futuros directivos y crean polos de competitividad a su alrededor.

4. Acceso a la financiación. De esto andamos bastante mal, pero los vuelos a Londres son muy baratos desde Madrid, Barcelona, Palma, Valencia… ;P.

5. Calidad de vida – Apertura social. Este es un elemento clave, por el que deberíamos estar el primero en la lista de la infografía de marras. España tiene una gran cultura de acogida de extranjeros. Además tiene una gran población erasmus y espero que podamos atraer cada vez más al talento de otros países, porque en España se vive muy bien. Tenemos más marcha que en ningún otro sitio, un clima espectacular, playa y montaña y una oferta de ocio-cultural inagotable.

A ver qué os parece la infografía:silicon-valleys-of-the-world

Chamberi Valley, un punto de encuentro de emprendedores

Dicen que las claves del éxito de Silicon Valley se basan en los siguientes factores:

1. Un ecosistema que favorece el acceso a la financiación con suficiente número de Business Angels y Venture Capital, para acompañar todo el proceso de crecimiento de las startups.

2. Una universidad de prestigio con importantes conexiones con el mundo empresarial, de modo que la investigación se puede aplicar con facilidad y rapidez en el mercado, aka Stanford.

3. Una cultura que valora el fracaso como un aprendizaje en el camino del emprendedor y no lo penaliza.

4. Una vibrante escena emprendedora, dónde es posible hacer networking de alta calidad a todas horas y aprovechar las redes de emprendedores de éxito para lanzar nuevos proyectos y aprender de su experiencia.

Es difícil que Madrid pueda conseguir replicar esas condiciones de contorno a corto plazo (quizá nunca), y sobre todo, es imposible que se consiga desde la iniciativa pública, con subvenciones, viveros e iniciativas de lo más variopinto. Loables, pero insuficientes. La realidad, es que la salida a la crisis que vivimos en España, sólo podrá surgir desde la sociedad civil, y en particular desde los emprendedores que creen puestos de trabajo, proyectos internacionales y organizaciones sostenibles a largo plazo.

En este sentido, hace un año, algunos emprendedores de Madrid vimos que existían muchas iniciativas de fomento del espiritu emprendedor (charlas estilo Iniciador, jornadas universitarias, etc) para gente que está empezando, pero apenas existen puntos de encuentro para emprendedores “consolidados”. Por consolidados quiero decir que, aunque siguen viviendo al filo de la navaja (eso nunca cambia), pasando del miedo y la ansiedad a la exultante satisfacción en segundos, al menos han llegado a tener un cierto tamaño en términos de equipo, ventas, mercado, internacionalización, etc.

Y eso hace que tengan que enfrentarse a problemas nuevos, como la gestión de equipos crecientes, la búsqueda de financiación en rondas sucesivas, la internacionalización, etc.  Para poder afrontar estos retos, en Silicon Valley tienen toda una red de asesores, advisory boards, emprendedores, etc. Por estos lares, al fin, tenemos Chamberi Valley.

Porque en Madrid hay un interesante número de emprendedores que están consiguiendo grandes resultados a nivel nacional e internacional en el mundo web, con proyectos punteros y equipos multinacionales. Y muchos de esos proyectos tienen su sede en Chamberi y aledaños, quizá porque es un barrio cool y está céntrico, aunque la conexión de banda ancha sea deleznable (nota para el ayuntamiento de Madrid: una ayuda importante para mejorar la competitividad de las empresas madrileñas de nuevas tecnologías serían poner fibra óptica en el centro de Madrid, parece mentira que estemos así…)

No se trata nada más que de un punto de encuentro informal entre emprendedores, con un requisito previo de facturar más de 1 millón de euros/año o tener más de 1 millón de euros de inversión, en el que podemos llorar en el hombro de otros emprendedores que sufren los mismos problemas y nos animan con sus alegrías, proyectos y éxitos. Además, invitamos cada encuentro a un “ponente de ponentes”, de excepción, para que comparta su experiencia con nosotros (sin charlas magistrales) y entre al trapo de discutir nuestras inquietudes, y por qué no, pajas mentales.

El lugar, Al vacío, un espacio gastronómico donde un máximo de 16 emprendedores podemos degustar un menú de excepción y charlar sin ruidos y sin tener que compartir, casi, mesa y mental con otros comensales. Y la fecha, una vez cada aprox. 2 meses, según el ánimo de los miembros del grupo.

Ayer tuvimos nuestro 6º encuentro, con la inestimable presencia de Alberto Knapp, que no sólo es un gurú del emprendimiento y las nuevas tecnologías, si no que, además es majete y divertido. Nos ganó con su humildad y sus interesantes anécdotas, mientras Bernhard de Busuu compartía la experiencia de firmar la entrada en su capital de Martin Varsavsky en su ático de Nueva York, o Koldo e Iñaki nos hablaban de sus planes de ir a San Francisco para montar un apasionante proyecto.

Como es de esperar, cada uno tiene ideas muy distintas sobre las estrategias a seguir en cada caso, unos estan a favor de coger financiación de capital riesgo, otros totalmente en contra, unos argumentaban contra la implantación de EEUU del equipo directivo, otros se van para allá en pocas semanas. Pero al compartir nuestros problemas e ilusiones, conseguimos algo que en Silicon Valley dominan: reforzamos nuestro espiritu emprendedor, reducimos el miedo al fracaso y nos lanzamos de nuevo, para conquistar desde Madrid, el resto del mundo.

Si te interesa formar parte del grupo de Chamberi Valley, y cumples con los requisitos de entrada, te invito a inscribirte aquí!: http://www.linkedin.com/groups?mostPopular=&gid=3118726