Cerrando etapas

Más de 4.000 días de montaña rusa emocional dan para muchas, muchísimas anécdotas, éxitos y fracasos.

Parece que fue hace un suspiro que Aitor me convenció para dejar de calcular e inspeccionar puentes, y “volver a vivir como cuando estábamos en la Universidad”. Le valía más haberme contado que emprender es “vivir unos años como nadie quiere, para después, con suerte, vivir como nadie puede”. Pero seguramente entonces no habría dejado la seguridad de mi carrera de ingeniero de caminos en Dragados :).

miguel arias imaste
Imaste early days

Han pasado 11 años, varios “pivots” sin red, que aunque hoy puedan verse como una inteligente estrategia emergente, los que estábamos allí sabemos que son el resultado de una valiente ignorancia. Pasamos por las fiestas míticas para erasmus suecas, las aplicaciones de gestión de prácticas universitarias, los foros de empleo, las ferias virtuales, y mil ideas tan sensatas como descabelladas.

Al final, todo se reduce a rodearse de un equipo de gente con la que te apetezca realizar el viaje, más de 100 personas nos empujaron durante estos años y crearon, donde no había nada. No puedo agradecerles lo bastante su esfuerzo y motivación.

942830_10151568006156182_1554461558_n

Después de todo esto, y más, llegó la venta de la empresa, la negociación interminable, la firma y después de tanto y todo, la integración con los americanos de ON24 estos últimos 2 años. Sé que Julio está esperando un post concreto sobre ese tema, y puede que un día comparta mis experiencias en petit comité. ;).

Pero ahora toca resetear la configuración mental, que no borrar el disco duro de aprendizajes y procesos. Queda un denso poso de experiencias, que se va sedimentando estos meses, de roles de lo que quiero o no imitar.

Imaste on24
El CEO de ON24 con el equipo

¿Y después qué?, tocaba pensar en el futuro y los últimos meses, mientras iba cerrando compromisos y obligaciones me he ido reuniendo con gente que respeto y admiro. He recibido consejos de todo tipo, desde tomarme un año sabático a las propuestas concretas para volver a empezar, así, sobre la marcha.

Mi mayor temor es perderme la siguiente gran oportunidad, el tren de la siguiente “big thing”, y ese FOMO, esa ansiedad por la perfección y reconocimiento han sido mi motor y lastre durante toda mi vida. Siempre más, y más.

Pero una gran amiga y emprendedora me dio un enorme consejo: “poder disfrutar de este tiempo, aquí y ahora, con los tuyos, es algo que muy poca gente puede permitirse a tu edad. Y ese tren sí que no volverá más. Y ahora, deberíamos ir al retiro a dar pan a los patos”.

Así que he dedicado más tiempo a estar con mi familia y a intentar descubrir qué es lo que me hace feliz. Antes de descubrir eso, de aprender a relajarme un poco, no tiene sentido empezar otra cosa, para estar otros 5-10 años al 200%, sin saber por qué o para qué.

Y he encontrado un mentor, casi asesor espiritual, para iniciar el camino de encontrar aquello que me da paz, respirar y sentir el privilegio de estar vivo, aquí y ahora. Para sonreír más, a todo el mundo, aunque no tengas ganas. Recuperar las sensaciones que me hacen sentir bien: una conversación tranquila, jugar con mis hijas, hacer deporte, el monte, leer o escribir de nuevo.

Me he liberado de tanto peso, que incluso me he dejado el apéndice en el camino.

Y también es importante celebrar lo conseguido hasta ahora, como un alto en un camino que seguro que traerá grandes cosas en el futuro, aunque quizá no parezcan tan grandes desde fuera.

Así que ha llegado el día en que he terminado definitivamente con todos los hitos y obligaciones profesionales de mi vida pasada, ON24IMASTEMultivent…, y aún no sé cual será el siguiente paso.

Pero no importa.

El siguiente paso empezará con un café, leyendo el periódico despacio, un paseo con la familia por el monte, una charla con un emprendedor ilusionado, un mapa mental con planes absurdos, más de un beso.

Y en ese proceso, sin proponerlo, llegarán los retos, estoy preparado.

FOCO

Termina el año, y mientras me recupero de una operación de apendicitis que se ha complicado más de la cuenta (año de achaques de salud, ha sido este 2013), reflexiono un poco sobre lo que ha sido el año y cuál es mi mayor propósito para 2014.

Y la palabra que me viene a la cabeza es FOCO.

2013 ha sido un año intensísimo, con grandes momentos y nefastas experiencias, con muchos viajes, éxitos y sinsabores, trabajo a destajo y grandes esfuerzos fructíferos y baldíos.

Dice este artículo del New York Times, que la felicidad que sentimos en cada momento viene determinada por los genes, los eventos y los valores. La mitad de nuestra felicidad está, al parecer, marcada por nuestra predisposición genética, lotería en la que no he sido muy agraciado, porque tiendo demasiado a la reflexión crítica y la fijación de expectativas inalcanzables. Vamos, que soy un frustrado crónico.

En el tema de los eventos (un 40% del cocktail de felicidad disponible en cada momento, aunque de duración escasa) en 2013 ha habido de todo. La digestión de la integración con ON24 se me ha hecho un poco bola, pero la experiencia y el aprendizaje han sido muy valiosos. Una gran parte de este aprendizaje han sido técnicas y herramientas, y habilidades para sortear las trampas corporativas, tanto internas como externas.

Por otro lado, en lo personal, mis niñas han sido una fuente inagotable de orgullo, alegrías y privación del sueño. Una enseñanza fundamental para mí ha sido dedicar tiempo a identificar aquello que me hace sentir bien y lo que me hace sentir mal.

Con ello, he definido una hoja de ruta para el año que viene, y que se resume en dejar de dispersar mis intereses y esfuerzos hasta el infinito, para enfocarme y centrarme en la lista de actividades, retos, personas, momentos y sensaciones que me dan paz y satisfacción. Y que se la dan a las personas que me importan. FOCO.

Como dice el artículo, me queda un 10 % de ingredientes de felicidad para marcar la diferencia, ligado a los valores básicos de familia, trabajo, comunidad y espiritualidad.

Familia:

Es el punto sobre el que gravita todo lo que hago, y lo que soy. Así que dejaré de poner excusas artificiales por delante, de utilizar lo urgente como ariete contra lo importante. Las niñas ya se enteran de todo y necesitan mi tiempo para jugar, tanto como yo necesito el suyo. Y la construcción de un proyecto común, con tu pareja, sólo se puede hacer desde las decisiones compartidas, que reflejen los intereses y objetivos de ambos, con la empatía para entender las diferencias del otro. Y aceptarlas.

Trabajo:

Llevo 3 meses descomprimiendo poco a poco y cerrando etapas. A finales de Enero termino mi vinculación laboral con ON24 Inc, a la que tengo mucho que agradecerle, pero abro mi mente a nuevos retos después de 11 años enfocado en IMASTE/ON24/MULTIVENT.

No más eventos virtuales, ferias de empleo o webcasts para mí, para siempre. Lo echaré de menos, pero también necesita oxigenarme de nuevo.

Estas últimas semanas he tenido la fortuna de compartir mis inquietudes con grandes mentores y amigos, y en el proceso ya me han surgido oportunidades para liarme y liarme de nuevo. Pero creo que el proyecto al que me dedique en 2014, será sólo uno, con total dedicación. Los perfeccionistas compulsivos tenemos que evitar atragantarnos con todos los problemas del mundo e intentar resolver uno sólo cada vez. Pero que sea uno importante…

Además, tengo cada vez más claro, que necesito (tanto profesional como familiarmente) pasar una temporada fuera. Ver otro modo de hacer las cosas, y de vivirlas también. Para volver a Madrid con más conocimientos y ganas.

Comunidad:

En 2014 voy a ser más selectivo en mis actividades pro-bono de compartir con la comunidad. Un exceso de cafés con emprendedores, conversaciones, mails, etc, me estaban saturando y haciendo que perdiera tanto efectividad como motivación. Seguiré mentorizando proyectos, pero serán menos, para hacerlo mejor. Y estaré un poco menos accesible, para tener más tiempo para la familia.

Además, no asistiré a eventos de networking en los que mi ausencia no sea notada, y yo mismo organizaré menos eventos. Creo que prefiero dedicar tiempo a charlar más pausada y profundamente con los amigos, a conocer a más y más gente nueva para tener conversaciones superficiales.

Eso sí, el fortalecimiento del ecosistema emprendedor de Madrid, me parece tan importante, que ya se ha convertido en uno de los motores de mi vida. Así que Chamberí Valley seguirá ocupando mi agenda ;).

Espiritualidad:

Esta parte siempre me ha costado más. Tengo una mentalidad excesivamente ingenieril y necesito encontrar el sentido a todas las cosas. Pero creo que mi objetivo para 2014 es entender que no hay méritos ni culpas. Que humildemente, tengo la enorme fortuna de estar aquí y ahora, con mis capacidades y mis debilidades, pero en una posición privilegiada e inmejorable para ser terriblemente feliz. Y para hacer cosas que transciendan lo inmediato, tanto a nivel creativo como ayudando a los demás, desde el círculo más cercano hasta donde me abarque la vida.

Espero que todos seáis muy felices en 2014!.

En el diván, entrevista completa para #efeempresas sobre emprendimiento

El gran Alfonso López de EFE, publicó ayer una entrevista en Efeempresas, en la que intento responder a algunas preguntas sobre mi experiencia como emprendedor tanto a nivel profesional como personal. Podeis encontrar la entrevista aquí.

Como es lógico, el artículo no recoge la entrevista completa, sobre todo porque me explayo demasiado… Pero lo bueno de los blogs personales es que puedes publicar lo que te dé la gana, así que aquí teneis todas las preguntas y mis respuestas. Enjoy :).

1. Me puedes contar tu breve autobiografía

Ingeniero de Caminos por la UPM, Professional MBA por el Instituto de Empresa y desde hace 10 años emprendedor vocacional. Marido a tiempo completo y padre amateur de dos niñas preciosas.

Nací en Oviedo en 1978, y vivo en Madrid desde los 15 años, pero también he vivido en Alemania (Düsseldorf y Aachen) y en Vigo. Hablo inglés y alemán y chapurreo italiano.

He fundado en 2003, con otros dos socios IMASTE, hoy día, líder europeo en el desarrollo de eventos y ferias virtuales. Hemos lanzado más de 200 ferias en 25 países, con un equipo multidisciplinar de más de 30 personas.

En junio 2012, hemos vendido IMASTE al líder mundial de webcasting y comunicación virtual corporativa, ON24 Inc, con sede en California. Y tenemos el reto de hacer crecer el proyecto conjunto en Europa y Latinoamérica. También hemos fundado, en 2012, Multivent, como una escisión del negocio de eventos presenciales de IMASTE, y somos la iniciativa líder de fomento del empleo universitario en España.

Como emprendedor, he hecho ya casi de todo, desde CTO a responsable de desarrollo de negocio. Además me ocupo del trato y negociación con los medios de comunicación, inversores, alianzas, reporting financiero, etc.

2. ¿En qué proyectos te mueves actualmente? ¿Cómo se puede gestionar el tiempo para abarcar tanto?

Ahora mismo, estoy totalmente enfocado en la integración entre IMASTE y ON24, tanto a nivel de ventas, como de procesos, estrategia, estructura, etc. Sin perder de vista la expansión del negocio de webcasts y entornos virtuales corporativos en Europa y Latinoamérica. Un momento apasionante pero también muy intenso.

Por otro lado, soy mentor y profesor del área de creación de empresas en el Instituto de Empresa Business School y en la Academia Wayra de Telefónica. Me motiva y enriquece mucho poder ayudar a otros emprendedores a tener éxito con sus proyectos, explicando mi experiencia personal y compartiendo mis errores.

Por eso, soy business angel en varias startups tecnológicas, a través de Seedrocket, junto con alguno de los emprendedores tecnológicos más importantes de Madrid y Barcelona.

Soy co-fundador de Chamberi Valley, iniciativa líder de fomento del networking entre emprendedores tecnológicos consolidados.

Soy bloguero ocasional en diversos medios y en mí propio espacio, http://emprenderagolpes.com donde comparto mis experiencias y humildes consejos sobre la aventura de emprender.

También soy miembro de la Board de la Asociación de Antiguos Alumnos del IE Business School, para aportar una visión emprendedora en la relación entre la Institución y sus más de 40.000 egresados.

Soy ponente en conferencias para fomentar el espíritu emprendedor en Universidades, Escuelas de Negocios y otros foros donde se atrevan a invitarme.

Y por último mi proyecto más importante, soy padre de dos niñas pequeñas, que aunque me machacan el sueño, le dan un sentido mucho más claro a todas las cosas que hago.

Para poder hacer todo a la vez, creo que la clave es el foco. Intentar dedicar a cada actividad el tiempo justo, pero con mucha intensidad. Con los años, vas teniendo más experiencia para conseguir resultados en menos tiempo y detectas los sumideros de tiempo que afectan a todo emprendedor.

Lo bueno es que tengo libertad para gestionar mi horario, así que, aunque trabajo muchísimas horas, puedo decidir cuando toca hacer una ponencia, preparar un baño o montar una reunión comercial.

Estos meses, como tengo que viajar mucho más, se complica el equilibrio entre la vida personal y profesional, pero son fases vitales. Hay que tener claro qué es lo más importante para cada uno, y dedicarle tiempo suficiente a las personas que más te importan.

3. Emprender a golpes también vale… pero, ¿cuantos golpes es capaz de soportar un emprendedor antes de arrojar la toalla?

Los emprendedores que tienen éxito son perseverantes. Todos han tenido y siguen teniendo su buena dosis de golpes diarios. De hecho, la intensidad de los problemas aumenta con el tiempo, a medida que tienes empleados, inversores, negocio internacional, deuda…
Hay que ser perseverante pero no cabezota. Ante los golpes es bueno preguntarse qué está pasando, por qué algo no ha salido como esperábamos y aprender rápido. Encajar golpes es importante, pero mejorar para estar preparado y evitar el siguiente lo es todavía más.

4. En tu blog eres crítico con algún aspecto emprendedor de este país, incluso con la “terrible marca España”, aunque contrasta con la ilusión que transmites al que quiere intentarlo… ¿Por qué es tan terrible esa marca España? ¿Cual es el termómetro actual del emprendimiento español (pros-contras)?

Los españoles somos ciclotímicos, pasamos de la cresta al fondo de la ola en minutos. Y con nuestra marca país ha pasado lo mismo. Hace años éramos el ejemplo del mundo y ahora parece que no sabemos hacer nada bien.

Es fundamental que nos creamos capaces de desarrollar grandes proyectos, tecnológicos o no, en este país, para comernos el mundo. Los profesionales españoles están tan preparados como los demás, y simplemente tenemos que quitarnos complejos localistas y entender que nuestro mercado es global.

Soy bastante crítico con el “circo emprendedor” de este país, sí.

Hay demasiados “gurús” que viven de dar consejos, ponencias, libros sobre emprendimiento y no han conseguido nada. De hecho nos faltan roles a seguir, más allá de Amancio Ortega o Roig.

¿Quiénes son los Zuckerber españoles?, gente que con su ejemplo anime a otros jóvenes a intentarlo, crear sus propios sueños y en el proceso ayudar a este país a generar empleo, ilusión y salir de la crisis. Conozco muchos emprendedores con startups muy atractivas, que están desarrollando proyectos internacionales, compitiendo contra empresas americanas muy potentes y ganando, gracias a su esfuerzo, creatividad y ganas.

Y apenas se habla sobre ellos fuera de medios especializados.

Dicho todo esto, el ecosistema emprendedor español ha mejorado una barbaridad en los últimos años. Cuando empezamos éramos bichos raros, y ahora hay estupendas incubadoras de startups como Wayra o Area 31, hay una generación de business angels con conexiones, hay iniciativas de fomento del emprendimiento en Universidades y Escuelas de Negocios.

Creo que es un buen momento para empezar un negocio en España, siempre que tengas un proyecto interesante, capacidad de ejecución y una mentalidad internacional.

5. Imagina que acabas de finalizar la carrera y no encuentras trabajo ni tienes mucho dinero. ¿Qué harías con tus ideas? ¿Cómo conseguirías financiación? ¿Qué inversión inicial realizaste cuando comenzaste a emprender?

Primero define tus pasiones, aquello a lo que te gustaría dedicarte y que conoces mejor que los demás. Busca necesidades sin resolver en ese campo y una vez que las tengas detectadas, encuentra quienes son los “doers” para ayudarte. Es decir, convence a un equipo inicial de gente comprometida que sea capaz de hacer algo más que un powerpoint explicando la idea.

Con ese prototipo inicial, busca financiación semilla en alguna de las incubadoras que hay en España y con algunos de los concursos más importantes de business angels para conseguir 50-100.00 euros. Y desde ahí, a probar el prototipo!!.

Nosotros empezamos con 4000 euros, pero la financiación real que pusimos fueron los 2 años sin sueldo que aguantamos los socios fundadores.

6. ¿Tu experiencia te ha dado claves básicas para que una empresa funcione? ¿Cuales son esos puntos clave?

La experiencia me ha enseñado que nadie sabe nada. No tengo ni idea si un proyecto va a funcionar o no, pero soy capaz de detectar incoherencias que llevarán a un fracaso seguro.

Así que el punto clave es tener flexibilidad y capacidad de aprender mientras se emprende. Detecta una necesidad, crea un prototipo que la resuelva, testea tu hipótesis con el mercado, mide que está pasando y aprende para iterar y mejorar la siguiente vez.

Y extendiéndome con los puntos clave, te diría que son:

  • Equipo: no sólo que sea capaz de ejecutar, si no de trabajar sin tirarse los trastos a la cabeza durante momentos de gran incertidumbre.
  • Producto: crea un prototipo que te permita testar la reacción de los usuarios, sin descuidar la experiencia de usuario y limitando la funcionalidad a lo mínimo imprescindible.
  • Mercado: ya que te metes a hacer algo tan difícil como emprender, que merezca la pena!!. Resuelve necesidades reales y con soluciones que importen a tus potenciales clientes.

7. Emprender se asocia a crear un nuevo negocio, pero, ¿es importante emprender dentro de un negocio ya establecido, renovarse?

No tengo recetas mágicas. Si eres un experto en un sector tradicional y tienes pasión por ello, seguro que puedes encontrar nuevos modos de hacer las cosas y crear negocios interesantísimos. O quizá tienes una idea revolucionaria que va a modificar el modo en que los seres humanos se comunican entre sí.

Todo vale, mientras estés atento a resolver grandes problemas y consigas entender cual será la tendencia futura de ese sector, mejor que los demás.

8. En esta época donde miles de jóvenes emigran para buscar una oportunidad, tú permaneces aquí y tratas con muchos países. ¿Internet es la clave para evitar esa fuga de cerebros y trabajar en cualquier parte del mundo? ¿En qué países ves que hay hoy más oportunidad de negocio y ayudas?

Internet es una oportunidad de negocio interesante para un colectivo determinado: desarrolladores, diseñadores, marketing, product management… Pero en el “circo” pecamos de ingenuos si creemos que internet va a resolver la crisis.

Necesitamos que haya emprendedores en todos los sectores, y muchos de ellos tienen potencial de crear mucho más empleo que internet. Por ejemplo Zara o Mercadona crean muchísimos más empleos que todo el ecosistema de internet español junto.

Lo que sí es cierto es que la mentalidad internacional y la globalización de mercados y transportes junto con la existencia de herramientas de interacción virtuales, permiten crear negocios en España que tengan como mercado el resto del mundo.

Y eso sí que es clave para generar riqueza y empleo en este país. Emprendedores de todo el mundo que creen sus negocios en España, aprovechando nuestra mano de obra cualificada, nuestra calidad de vida, nuestros transportes. Y desde España, conquistar el mundo.

No creo que la decisión de montar un negocio en un país u otro se base en las ayudas, pero es cierto que una startup que tenga su sede en Londres, NY o California tiene de facto una valoración unas 5-10 veces superior a si está localizada en Madrid o Barcelona. Y con ese superior acceso a la financiación, se pueden alcanzar mercados globales mucho antes.

9. Un business angel, ¿puede convertirse en demonio si se involucra demasiado en la idea? ¿Qué papel crees que debe jugar a parte del monetario?

Ser business angel es un hobby muy caro :P. Creo que es importante tener una involucración emocional, para ayudar al emprendedor con sus retos, más allá de la aportación económica. Pero es cierto que el inversor tiene que entender su papel y dejar al emprendedor que tome sus decisiones, cometa sus propios errores, aprenda y mejore.

Y el inversor tiene que entender el altísimo riesgo de su inversión y no obsesionarse con el retorno económico a corto plazo.

10. ¿Qué es para ti el miedo al fracaso? ¿Lo has sentido alguna vez? ¿Cómo te rehaces si un negocio nuevo no funciona?

El miedo al fracaso es la desagradable sensación de estar al borde del abismo, dependiendo de una mezcla de esfuerzo y suerte para evitar que todas tus ilusiones empresariales se vayan al garete y tengas que afrontar consecuencias muy graves: despidos, deuda, bancarrota, desánimo…

Y lo siento cada día al menos un par de veces, entre un par de momentos de euforia en el que creo que me voy a comer el mundo. Emprender es una montaña rusa emocional y hay que estar preparado para vivir asumiendo muchos riesgos, para conseguir grandes cosas.

Creo que asumir riesgos no significa ser un insensato. Hay que controlar el nivel de deuda y los compromisos adquiridos y tener en mente que las cosas pueden ir mal y hay que poder afrontarlo. Sobre todo en este país, es muy importante tener siempre previsto el coste de cerrar la empresa (Seguridad social, despidos, etc), porque si no, puedes tener problemas muy serios.

Además, España es especialmente injusta con el fracaso emprendedor. Se convierte en un estigma social que te acompaña en tus siguientes andaduras.

Aquí, si tienes éxito eres un afortunado y si fracasas, un torpe.  Creo que es importante prever mecanismos de recuperación para emprendedores que han tenido un fracaso honrado. Necesitamos su experiencia para que puedan montar nuevos proyectos con más opciones de éxito.

 

Ahora ya soy serial entrepreneur: Multivent is born

A raíz de la adquisición de IMASTE por parte de ON24 hace cosa de un mes, hemos escindido la línea de negocio de eventos presenciales de IMASTE, que no formaba parte del acuerdo, en una empresa de nueva creación. Así que estoy muy orgulloso de anunciaros que ya está plenamente operativa y funcionando MULTIVENT!.

Multivent
Multivent sigue manteniendo como socios fundadores a los socios de IMASTE pre-adquisición, Miguel Fernández, Aitor Zabala y yo mismo y contamos con Elena Díaz, como flamante CEO. Elena era hasta ahora la responsable de operaciones y eventos presenciales en IMASTE, y por tanto está plenamente cualificada para asumir este rol de gestión, ahora con un gran componente emprendedor.

Estoy seguro que Multivent, más liberada del fortísimo enfoque tecnológico e internacional de su hermana mayor de eventos virtuales, y con un equipo pequeño pero con mucha experiencia y muy motivado de 7 mega-cracks, será capaz de innovar en el sector de los eventos presenciales de empleo, formación, etc.

Por de pronto, además de las ferias de empleo universitarias del Tour del Empleo, o las ferias de Formación profesional y Empleo y Discapacidad de la Comunidad de Madrid, Multivent va a organizar los Start Ship Career Days, una feria de empleo para poner en contacto programadores, diseñadores, marketinianos, etc con las startups más interesantes del ecosistema madrileño.

start ship career days

 

Así que, ya puedo decir que soy un serial entrepreneur 🙂, y aunque Multivent aún no llega a facturar 1 millón de euros/año para formar parte de Chamberí Valley, con muchas ganas, innovación e ilusión, esperamos llegar a ese objetivo en 2013!.

 

 

Pues va a ser que sí que estamos en guerra: #Weareatwar

weareatwar

Será cumplir los 34, la paternidad repetida o la privación forzosa de sueño que lo acompaña. Pero lo veo muy claro, mientras observo a mi hija recién nacida dormir plácidamente durante esta imaginaria baja de paternidad, que no he disfrutado.

Ya no quedan dudas y como bien dice David Bonilla, estamos en guerra.

¿Qué mas señales necesitas?, los recortes abusivos que no ayudan a crear empleo si no a recaudar más a los que ya poco tienen, un goteo de despidos diario, entre los amigos que van cayendo alrededor, la emigración como única alternativa incierta y un contínuo run-run de augurios dramáticos en cada conversación trufada de “que mal están las cosas” y “todo está peor”.

Pero es que, estamos en guerra, y ya no valen las justificaciones del estilo “es que tú has tenido suerte, porque emprendiste cuando todo iba bien”, o la cantinela de que “los funcionarios son todos unos incompetentes y unos vagos”, y es que ya se sabe,  “España es así, país de pícaros y maleantes”.

Estamos en guerra, y ya no hay tiempo ni espacio para quejas, ni siquiera para lamerse las heridas. Y necesitamos soldados valientes… así que aprende a disparar: programa, diseña, estudia marketing de guerrilla, haz el pino, únete con otros o vete por tu cuenta, pero prepárate para la batalla.

Toca ser creativos, hacer las cosas bien, y con suerte, con mucho esfuerzo y muchas ganas. We are at war, abriendo mercados fuera de España, demostrando a todo el mundo que la tecnología española es tan buena como cualquier otra, y que la mierda de marca país que tenemos la vamos a superar a golpes de talento y orgullo.

Somos los nuevos tercios de Flandes, sólo disciplinados bajo las balas, luchando contra el mundo, pobres, dignos y temibles, y si, una vez más, nuestros gobernantes no están a la altura, preocupados por sus propios asuntos, sean cual sean, alejados de la realidad y de la batalla, ya no nos importa.

Esta lucha es nuestra, y la ganaremos sin, o a pesar de nuestros generales.

Pero ya no vale preguntar, ¿cual es la descripción funcional de mi puesto?, yo qué se!!, haz todo lo que puedas y sepas, y si no sabes, apréndelo. Crea, prueba, y consigue que las cosas salgan, y que salgan bien.

Y no, ya no toca decir “que tengo jornada intensiva y no cojo el teléfono después de la 3”, porque estamos en guerra y por las tardes siguen rozándome las balas en el frente.

Ya no se puede caer el boli o el teclado tras las 8 horas, cigarrillo y pasilleo  incluido, porque tus clientes ya no están en España, y esperan que les atiendas a todas horas, y que innoves y entregues a tiempo.  Y adivina qué, hay competencia feroz en todas partes.

Si tu salario son 30.000 euros brutos, tu coste directo de empresa son unos 42.000, y si tu trabajo no consigue que tu empresa facture en torno a 90.000, no es sostenible. Y puede que en Silicon Valley un desarrollador gane 100.000 euros haciendo lo mismo, pero seguro que su startup factura tres veces esa cantidad, o tiene financiación para sostenerlo.

Y ya no vale pensar que el cliente es idiota, y que eso lo llevan los comerciales, porque tu sueldo lo paga ese cliente, que es un aliado, y cada rincón de la empresa, son trincheras, con compañeros que salvar en la refriega.

Estoy convencido de que podemos sobrevivir, e incluso vencer, a la larga. Créate tu propio empleo, sobrevive a la batalla y produce suficientes ingresos. Y si tienes trabajo, hazte imprescindible, porque lo cierto es que de esta, no nos va a venir a salvar nadie.

Crea puestos de trabajo para ti, para los tuyos, con ideas nuevas y ejecución impecable, lejos de las pancartas, currando cada día, sin tregua.  Ya no es momento de ideologías, si no de sacrificarnos para ofrecer una vida mejor y seguramente distinta a los que vengan.

Y ojalá se produzca al fin un cambio moral y cultural en la sociedad, en el que no haga falta estar cíclicamente  en guerra, y se pueda vivir y trabajar, y disfrutar, con una gestión sostenible de las expectativas, ilusiones y los recursos. Donde premiemos el talento, aliviemos el fracaso honrado y cortemos con el despilfarro público y privado. Quimeras…

De momento, desde el frente te informo que nos vienen bien más manos,  que me sumo a la iniciativa de ofrecer lo que cada uno pueda para que otros se creen sus propios destinos y que no nos vamos a ninguna parte.

A partir de ahora dedicaré 1 hora quincenal a reunirme con emprendedores noveles (además del mentoring que hago en Wayra, IE Venture Lab, Seedrocket…) para escuchar las necesidades de los que empiezan y ayudarles en lo que sea posible. Si te interesa puedes apuntarte aquí.

Y si te quieres unir a la lucha, tenemos ofertas de empleo para comerciales internacionales, operaciones, desarrollo en IMASTE y Multivent. Contáctanos en info at imaste-ips dot com

 

 

 

 

ON24 e IMASTE unen sus fuerzas

Después de varios meses de due diligence y negociaciones que darían para escribir un libro (igual me animo a hacer una serie de posts sobre el tema ;)), puedo anunciar oficialmente que  IMASTE y ON24 unen sus fuerzas.

Creo que el hecho de que se produzcan “exits” (como el de Toprural, Rentalia o Glamourum) es una gran noticia para todo el ecosistema emprendedor español. Porque se demuestra que nuestra tecnología, equipos y mercados son valorados por los grandes del sector, y eso es fundamental para conseguir financiar nuevos proyectos.

Los emprendedores que hoy crean sus start-ups y cierran rondas de capital semilla en España, necesitan tener la seguridad de que hay un mercado de potenciales compradores ahí fuera, de modo que el esfuerzo y riesgo asumidos merezcan la pena.

Además, con estas operaciones se está creando en España una generación de emprendedores o Business Angels con experiencia, mentalidad internacional, contactos y capacidad de conseguir financiación, para que todo el ecosistema se retroalimente, como ocurre en Silicon Valley.

Lo que es sobre la operación en sí, no puedo escribir mucho, porque he firmado unas cuantas cláusulas de confidencialidad, pero sí quería compartir con vosotros algunas opiniones estrictamente personales.

Estos últimos nueve años han sido apasionantes, viviendo con una intensidad increíble la montaña rusa emocional del emprendimiento, cambiando varias veces de modelo de negocio, sobreviviendo a una crisis atroz y luchando por llevar nuestra visión a todo el mundo.

Así éramos Miguel, Aitor y yo, cuando empezamos, y aunque parece una foto de los 80, ¡sólo es 2003! 🙂

’miguel arias miguel fernandez aitor zabala

Y en todo este tiempo hemos intentado siempre resolver las necesidades de nuestros partners y clientes, siendo extremadamente flexibles y amables. Creo que esa atención al cliente ha sido uno de los factores diferenciales del éxito de IMASTE.

Otro elemento fundamental ha sido la capacidad de innovación, para poder reinventar el sector de los eventos presenciales y desarrollar una plataforma tecnológica propia, con una especial atención al detalle y la experiencia de usuario.

Y por último, la mentalidad internacional de los socios y más adelante del equipo, nos ha permitido exportar esa tecnología a todo el mundo y salir de un mercado en crisis para intentar conquistar el mundo.

Creo que para conseguir este último objetivo, es importante tener masa crítica suficiente, y por eso hemos decidido unir fuerzas con el líder norteamericano del sector.

Estoy muy ilusionado con este nuevo reto, que implica trabajar codo con codo con una empresa vibrante de Silicon Valley (la conexión Silicon-Chamberí Valley cada vez es más fuerte y sólo queda que Iberia nos ayude con un vuelo directo a SF!), con un enfoque muy internacional y apoyándonos completamente en el equipo actual.

Nuestros clientes podrán tener una mejor atención en todo el mundo y acceder a las tecnologías de ambas empresas, que se complementan perfectamente. Y el equipo de IMASTE podrá tener muchísimas posibilidades de crecimiento profesional, tanto en el Hub de desarrollo y operaciones que se establece en Madrid como en otros lugares del mundo.

Por otro lado, nuestra línea de negocio de eventos presenciales se segrega a Multivent SL, un nuevo proyecto empresarial, en la que seguimos como socios activos y que recoge el expertise y contactos de IMASTE presencial. Estoy convencido de que Elena Díaz hará una increíble labor de consolidación y expansión como CEO de la empresa.

Quería agradecer a todos los que me habéis ayudado, apoyado y soportado todos estos años (y los que nos quedan!), los que habéis aportado vuestro esfuerzo para que IMASTE creciera como proyecto, a los amigos, la familia y en especial a Elena, que aporta tanta cordura a esta loca vida emprendedora y sabe animarme en los disgustos y acompañarme en las alegrías.

Dicen que tener socios es como un matrimonio, y el nuestro, con Miguel y Aitor, es el “ménage à trois” mejor avenido que conozco. Nos quedan muchísimos retos que conseguir juntos, pero hoy es el momento de celebrar un hito, honrado con el privilegio de su compañía y apoyo, recordar con cariño el pasado y prepararnos para el futuro.

Para más información: