Ecosistemas europeos uníos!. Or die.

Una de las realidades que más impactó durante mi viaje a EEUU hace unas semanas dentro del IVLP, fue que todos los ecosistemas emprendedores clave del país están totalmente interconectados.

¿Qué significa esto?, un emprendedor con un gran proyecto de Austin (Tejas) puede encontrar inversores sin problemas en Silicon Valley o hacer un partnership tecnológico con otra startup del MIT de Boston y vender sus productos a grandes corporaciones que le han presentado emprendedores de Seattle o Boulder (Colorado).

Para poder entender la potencia de esta red de contactos de confianza y de alto nivel, un equivalente en Europa, sería que un emprendedor español pudiera conseguir un inversor de Berlin gracias a la intro de otro colega alemán, y además tener un co-inversor de la City, un proyecto conjunto con una startup de Paris y una agenda de reuniones de alto nivel en Barcelona y Estocolmo, buscada por sus pares locales.

Suena utópico, pero es algo que nos tenemos que tomar muy en serio, si queremos que las startups europeas puedan tener músculo financiero, comercial y técnico para competir de tu a tu con sus rivales norteamericanas.

Hace unos días, en el Spain Startup & Investor Summit, mi amigo Imran Akram de DN Capital, me decía que en su visualización de la red de contactos de linkedin (inmap), había muchos puntos muy conectados y en cambio dos nubes prácticamente aisladas del resto. Una la formaban los emprendedores que había conocido en su viaje a Turquía y el otro los emprendedores e inversores de España que había conocido en el evento del año anterior.

Es un dato descorazonador, que he corroborado con mi propia red. Veamos las conexiones que un partner de Balderton de Londres tiene con otros miembros de mi red. Apenas algunos puntos sueltos, que en su mayor parte son otros inversores internacionales o emprendedores extranjeros (a la derecha en la imagen).

inmap bonanziga balderton

Y en cambio podéis ver cómo la red de emprendedores españolas (en color naranja) y la red de personas relacionadas con el IE Business School (en color azul), forman una tupidísima tela de araña. En la que los grandes gurús patrios son grandes HUBs de relaciones y confianza.

Y vemos las conexiones de un peso pesado del ecosistema, como Alejandro Sánchez-Ocaña, que está conectado con prácticamente toda la red nacional y no tiene relación con mis contactos extranjeros en Londres o Silicon Valley marcados dentro del ovalo amarillo (sé que no es un dato muy científico, igual Alejandro tiene mil contactos extranjeros por su lado, pero queda muy bonito y visual :)).

inmap alejandro sanchez ocaña

Tenemos que ver y entender el ecosistema emprendedor europeo como un solo gran punto de encuentro y para ello, los 30 emprendedores e inversores clave de cada ciudad no sólo deben conocerse (que ni siquiera llegamos a eso), si no que deben ser amigos, tener confianza y conocer sus habilidades. Y apoyarse mutuamente.

Creo que los principales ecosistemas emprendedores de Europa son (sin pretender hacer un ranking!):  Londres, Cambridge, Berlin, Munich, Madrid, Barcelona, Paris, Estocolmo, Helsinki, Tallin, Tel Aviv y Moscú.

12 ciudades, 60 inversores y emprendedores clave, es decir 720 individuos que pueden hacer mucho para que Startup Europe sea una realidad y Europa esté a la vanguardia de los proyectos tecnológicos que alcanzen una masa crítica suficiente. Creo que esa red, si realmente lo fuera, puede hacer mucho más por el empleo y la creación de riqueza en España que muchos políticos.

Estoy seguro de que en cada una de estas ciudades existe un Chamberi Valley local que agrupa a los emprendedores tecnológicos consolidados, que están en la fase de “scale up” y necesitan contactos internacionales y financiación de alto calibre. Y lo mismo ocurre con agrupaciones de VCs y business angels de cada ecosistema.

Así pues, a qué esperamos, interconectémonos y abramos nuestras agendas para que fluyan las ideas, el talento y el dinero ;).