¿Cuánto vale mi startup en fase seed?

Me lo preguntan muchos emprendedores, y muchas otras veces me lo pregunto yo, como inversor privado, ¿cómo diablos puedo valorar, en el punto cero, una estructura informal, con apenas track record, multitud de retos, todo a medio hacer y un montón de expectativas por cumplir?.

La respuesta corta es que NO ES POSIBLE.

Los inversores más experimentados te dirán que no es posible hacer valoraciones de flujos de caja futuros, si ni siquiera sabes de dónde vendrán esos flujos, que la mayoría de los proyectos morirán en pocos meses por problemas de relación entre los socios, que cada pivote lo cambia todo y eso si tienen el buen criterio de pivotar a tiempo.

Así que, ¿de qué va esto de la inversión en fase seed?, ¿cuál es el juego y las dinámicas financieras y motivacionales del inversor y del emprendedor?.

Básicamente, sugiero que para valorar el proyecto se empiece al revés, por el tejado y entonces la pregunta no es cuánto vale mi proyecto si no: ¿Cuánto dinero necesito para llevar a mi proyecto a su siguiente fase significativa de desarrollo?.

¿Y qué significa la siguiente fase?, pues depende de cada proyecto, puede ser pasar de no tener ingresos a encontrar algún modelo de negocio inicial que produzca los primeros clientes recurrentes, puede ser dar el siguiente empujón al prototipo para poder lanzar una beta decente… Pero ojo, añado, de forma significativa, porque no basta con que avancemos un poco, tiene que notarse una fuerte evolución en los 6 meses siguientes.

De modo que se haya creado valor en el proyecto y que sea posible justificar una nueva valoración, que permita conseguir el dinero suficiente para alcanzar el siguiente hito, sin que la dilución de los fundadores sea excesiva. Es un salto que se repite ronda a ronda, hasta el exit final, y que se debe gestionar con cuidado y cabeza desde el principio.

Por desgracia, muchos fundadores no piensan en estas cosas (rollos financieros!)  y se van diluyendo excesivamente en fases iniciales, o por el contrario hacen una ronda a una valoración tan alta que no les será posible hacer que el valor aumente lo suficiente en la ronda siguiente. Equilibrios…

fases premoney funding rondas seed hasta exit

Así que, volviendo al principio, una vez definido lo que queremos conseguir y calculado el dinero que necesitamos para ello, voilá, tenemos la valoración pre-money. Porque la dilución en esta fase debe estar dentro de un margen razonable, aproximadamente entre el 10-20 % para los fundadores.

Es decir,  considerando este rango de diluciones, si necesitamos 100K (cantidad que me parece coherente para esta fase pre-seed)  la valoración post-money será de un rango de 500K a 1 millón. Y la pre-money en el rango [400K-900K].

Cap table tipo fase seed
Cap table tipo fase seed

¿Que el rango es demasiado amplio?, bueno, al menos ya sabemos de qué estamos hablando. Dentro de ese rango, el emprendedor deberá plantearse cuáles son los fundamentos reales de su proyecto a día de hoy, no los futuros. En los siguientes puntos clave:

1. Equipo: cómo de consolidado está, qué experiencia previa tiene. Cuál es el riesgo de que se rompa o no pueda enfrentarse a los cambios y retos que vendrán.

2. Modelo de negocio: sigue estando totalmente en el aire, o ya tiene clientes y un plan de desarrollo, comercial y marketing que encaja.

3. Tecnología: el prototipo hace aguas o es robusto y tiene ya una gran inversión previa en tiempo y esfuerzo o es un código espagueti para salir del paso.

4.Oportunidad de mercado: cómo de obvia y sostenible es la ventaja competitiva y cómo de caliente está el mercado.

Si todo pinta bien, estarás en la parte alta del rango, 1 mill (o incluso algo más, ¿por qué no?, ya se ven pre-moneys seed de 1,5 a 2 millones en España, pero no muchos consiguen inversión), si en cambio tienes lagunas que resolver en todos los apartados estarás en la parte baja (o incluso menos) y dios no lo quiera, podrías llegar a no ser siquiera invertible.

Así que tus discusiones con los inversores de esta fase no se van a centrar en múltiplos comparables o en modelos Excel con estimaciones a 5 años, etc. Si no en fijar la necesidad concreta de financiación y después en convencerles de que te puedes mover en el rango más alto de lo razonable porque tu riesgo percibido es menor.

Nadie espera que tengas todo resuelto, pero al menos que tengas sentido común, un plan, iniciativa y expertise en tu sector.

Por eso es tan importante contar con algún mentor o inversor inicial que te ayude a detectar tus deficiencias antes de presentarlas al mundo y que por otro lado, elimine parte del riesgo inherente a ser el primero en apostar por ti.

Si todo esto no os ha servido, y queréis una aproximación más ingenieril, en formato de árbol de decisión, aquí tienes la infografía de cuánto vale tu startup seed en España, actualizado:

cuanto vale tu startup en españa

P.s.- Este sistema funciona sobre todo para fase seed, a partir de las rondas A, hay más información sobre la ejecución y métricas de la startup para poder predecir los flujos de caja futuros, y también pueden entrar en juego múltiplos comparables. Pero en general, el ejercicio de empezar la valoración atendiendo a las necesidades financieras reales primero, no se debe dejar de lado nunca.

España no se abarca con la mano: respuesta a @dhh

Hace un par de días tuve una breve pero intensa disputa dialética en twitter con @dhh, David Heinemeier, el flamante creador de Ruby on Rails y partner de 37signals.

storify dhh

[View the story “Conversation with @dhh” on Storify]

Por un lado, no deja de alucinarme como twitter ha permitido acercar a personas que de otro modo jamás estarían conectadas. Y lo genial que es que un tipo como David, que está en la cresta de la ola y es toda una” celebrity”  tecnológica, le conteste a un mindundi, como yo. Aunque no esté de acuerdo con él.

Y la otra cosa que me hace reflexionar y me preocupa bastante más, es la terrible imagen de marca país que tiene España desde hace un par de años y que no deja de caer cada minuto. ¿Dónde se ha quedado aquel discurso de que éramos el milagro español, con nuestra alta velocidad, expertise en renovables, bancos solventes , turismo de calidad y tecnología puntera?.

Ahora, todo el mundo se lanza a la crítica fácil y despiadada, rescatando tópicos que van desde la perenne siesta a la filosofía del “mañana-mañana”, vamos, que aquí lo dejamos todo para luego.

Y puestos a hacer mucha leña del árbol caído, incluso gente como David, que dice ser fan de España, se lanza a hacer comentarios generalistas y demoledores sobre nuestra inexistente cultura de trabajo y servicio. Todo ello desde su atalaya de “guiri” con conocimiento de causa de la idiosincrasia española, porque viene mucho por aquí, igual sabe hasta hacer sangría, si hace falta.

Pero los españoles somos una sociedad mucho más compleja. “España no se abarca con la mano”, Miguel Hernández dixit. Por supuesto que tenemos grandes deficiencias, con una lamentable casta política, una estructura empresarial que dificulta la conquista de mercados exteriores y la innovación y nuestra buena dosis de ninis o jetas esperando que alguien venga a salvarnos el culo.

Si @dhh se preocupara de conocernos mejor, se daría cuenta de que también somos una sociedad de luchadores, gente preparada y capaz, experta en improvisar y sacar adelante proyectos difíciles con poquísimos recursos. Somos creativos, gente de honor y tenemos muchas ganas. Ganas de que España vuelva a crear empleo, sin perder nuestros derechos sociales en el proceso. Ganas de atraer talento nacional y extranjero para que empujemos todos juntos para ser competitivos en esta nueva realidad global, llena de oportunidades y también de retos y de miedos.

Antes no éramos los reyes del mambo, por mucho que nos haya gustado creérnoslo, pero ahora tampoco somos los vagos y maleantes que nos quieren hacer creer. Así que ¡a trabajar!.

 
Añado este vídeo, de la mano de @javiersantiso, que ayuda a ilustrar mi argumento de que España tiene grandes empresas y profesionales de los que estar orgullosos, “La Crisis española desde un punto de vista diferente”:

P.d.- He intentado invitar a @dhh a una de nuestras comidas de Chamberí Valley, para que pueda conocer otra realidad española, de emprendedores tecnológicos y globales, pero no he tenido suerte de momento. ;).

Internacionalizando una start-up tecnológica, mi experiencia

Imaste internacionalizarHace unas semanas disfruté de la oportunidad de compartir la experiencia de internacionalización de IMASTE, en una mesa redonda organizada por el ICEX dentro del Salón Mi Empresa.

La charla y discusión sobre los “Primeros pasos en el exterior” resultó muy interesante y contó con la participación de Manuel Nuñez, COO de Ticketea, Angel García Arimón, director de Isomed Laboratorios, y Enrique Samper, cofundador de Nimgenetics, con la moderación de Elisa García Grande, directora de la División de Iniciación a la Exportación y Formación Empresarial del ICEX.

Me encontré en la sala con muchos futuros emprendedores con ganas de conocer las claves de la internacionalización de una start up web, desde Madrid al mundo. Así que he decidido describir nuestra experiencia en la salida al exterior, con sus aprendizajes más relevantes, por si os sirve de ayuda.

 

1.  Imaste en el exterior

IMASTE era en 2007 el líder nacional en la organización de eventos de empleo universitario, con una importante rentabilidad, un equipo creciente de más de 30 personas y facturaciones por encima de 2 millones de euros. Pero pensamos en la necesidad de innovar y resolver las ineficiencias que habíamos detectado en el sector de los eventos presenciales, y para ello, desarrollamos una plataforma para trasladar la industria de los eventos a Internet.

Con este paso del modelo de negocio offline a online, conseguimos tener un producto que podía escalar con mayor facilidad que un servicio presencial y además se podía ofrecer en otros países. Así que a principios de 2008 empezamos a vender ferias virtuales en el extranjero y gracias a ello hemos sobrevivido a la crisis económica que ha machacado este país.

Nuestro negocio presencial cayó un 40 % en 2008 y casi otro 30 % adicional en 2009 por motivo de la crisis y su efecto sobre el empleo universitario, y después de un durísimo proceso de reconversión, hoy día somos una empresa en crecimiento y con un futuro prometedor, porque apostamos por la tecnología, la innovación y el mercado exterior.

Estos dos hechos han cambiado por completo el tipo de empresa que somos ahora,  como líder europeo desarrollo eventos virtuales, con más de 140 proyectos ejecutados con éxito en 25 países.

Ahora tenemos un equipo de 40 personas, con más de 20 desarrolladores y diseñadores y con un 30 % de extranjeros en plantilla, procedentes de 8 países diferentes. Y tenemos un 60 % de la facturación fuera de España.

Así que creo firmemente en la necesidad y en las ventajas de internacionalizar, considerando la parálisis del mercado nacional.

 

2. ¿Por qué nos dio por internacionalizar?

Creo que el hecho de que los tres socios de IMASTE seamos ex – estudiantes de intercambio Erasmus y que hayamos pasado largas temporadas en el extranjero, ha sido fundamental.

La existencia de una mentalidad internacional, que permita al emprendedor ver Europa o el mundo como un solo mercado y además el dominio de idiomas, para comunicarse con posibles socios, clientes, etc es el elemento de partida básico para que una start-up tenga opciones en el exterior.

Contando con este bagaje en el equipo fundador, nos pareció obvio buscar alternativas a un mercado pequeño y en crisis como el español,  para encontrar oportunidades en países donde hubiera menor aversión al riesgo tecnológico y mayor capacidad de inversión.

Además, al disponer de una plataforma que se podía ofrecer como un SaaS (software as a service) en la nube, desaparecen muchas barreras tradicionales del comercio exterior, como la logística, transporte, aduanas, distribución, etc.

 

3. ¿Cuál es nuestro Valor diferencial?

Es curioso que gran parte de los proyectos de Internet que tienen éxito en España son copycats (clones) de proyectos “made in USA” de renombre. Por tanto la salida natural para la internacionalización de estas start-ups es acceder lo antes posible a aquellos mercados donde los productos tecnológicos españoles están bien vistos y donde en general hay un retraso en la madurez del mercado, por lo que todavía no existen muchos competidores.
Lo que François Derbaix llama, muy acertadamente, países de mantequilla blanda (porque es más fácil entrar en este tipo de mercados). En nuestro caso, como nuestro producto es un resultado de nuestra experiencia de los eventos presenciales, no tomamos como modelo a las plataformas americanas y tuvimos un desarrollo paralelo, pero diferente al suyo.

Por eso, todas las plataformas americanas son muy parecidas entre sí, y nuestra plataforma se diferencia claramente en la personalizacón y la experiencia de usuario. Así, hemos podido atacar países de “mantequilla dura” con mayor competición, pero también con mayor capacidad de pago y conocimiento por parte de los clientes de lo que es un evento virtual y para lo que sirve, como USA, Canadá o Francia.

Los puntos clave de nuestro éxito en los mercados exteriores han sido tres:

  • Nuestra plataforma es más flexible y permite una mayor personalización para los expositores
  • Ofrecemos un completo servicio de atención al organizador de los eventos
  • Somos más baratos

La verdad es que tendríamos que habernos centrado desde el principio en unos pocos mercados, donde se concentra la mayor parte del potencial de expansión (regla 80-20), pero como no disponíamos de financiación externa, hemos tenido que hacer una expansión de guerrilla y hemos desarrollado proyectos allí donde había clientes dispuestos a pagar, sea Croacia, Finlandia, Canada, Australia o China. Eso nos ha obligado a diluir nuestros esfuerzos y alcanzar menor cuota de mercado por región, aunque nos ha permitido perfeccionar mucho los procesos logísticos y operativos de la internacionalización, que son un componente clave para poder escalar en volumen en varios países.

 

4. ¿Cuál es el factor de decisión en la elección del mercado?

En nuestro caso, como pequeña startup sin excesivos recursos financieros, un factor clave ha sido el acompañamiento de Partners de referencia. El trabajar con una empresa conocida en el mercado de destino (como Monster.com o The Economist) nos ha permitido usar esas relaciones y referencias como ancla para captar nuevos clientes en el mercado.

Otro factor decisivo ha sido la existencia de un mercado previo, en el que podamos encontrar clientes con capacidad de pago e interés por la tecnología, aunque existan competidores previos. Un punto y a parte merece el mercado latinoamericano, que tiene grandes oportunidades, pero también nos ha dado muchos disgustos con problemas en los pagos acordados, impuestos no previstos sobre las transferencias financieras, falta de cumplimiento de plazos logísticos, etc. Mucho cuidado con los socios que encontráis en este mercado, mucha gente querrá hacer negocios con vosotros, pero la credibilidad y referencias son fundamentales!.

 

5. ¿Cuáles son los elementos claves para el éxito?

Mentalidad

Creo que el primero es la mentalidad global y ambición, no sólo de los socios, si no de todo el equipo. Y olvidarse de los complejos, desde España podemos ser punteros en tecnología, procesos, flexibilidad y capacidad de adaptación e incluso costes.

 

Paciencia

Es necesario tener perseverancia y paciencia, NO es un proceso de pocos meses. Generar conexiones de confianza, conseguir referencias en cada mercado y hacer crecer el negocio lleva más tiempo del previsto, así que también hay que tener pulmón financiero suficiente para aguantar el proceso.

Además, es importante tener controlado el mercado local, tanto a nivel de equipo, procesos y rentabilidad antes de lanzarse a conquistar el mundo.

 

Equipo

Otro elemento clave es contar desde el principio con un equipo internacional, gente que conozca de primera mano las particularidades económicas y culturales de los mercados destino. Además, aunque el inglés puede abrir muchas puertas, en mercados como el alemán, francés, Latinoamérica, etc el conocimiento del idioma nativo es un requisito indispensable.

La buena noticia es que se puede encontrar cada vez más perfiles internacionales en ciudades como Madrid o Barcelona, gracias al reclamo del Spanish Lifestyle. Espero que esto también sirve para atraer cada vez más emprendedores extranjeros, para que monten sus proyectos globales desde España!.

 

Tecnología

La tecnología desde estar preparada para ser global, y para ello no basta con traducir las webs comerciales y los dossieres al inglés.

La plataforma debe, por supuesto, ser multi-idioma desde el día 1 (algo que nosotros no hicimos y nos costó un gran esfuerzo adicional). Y evitar incluir en el código textos que no estén en “properties” que puedan ser gestionados por un interfaz externo por no técnicos.  Esto es superimportante, porque llegarán multitud de adaptaciones y cambios semánticos de diferentes clientes y Partners, que consumen mucho, mucho tiempo.

Hay que considerar que los costes de mantenimiento a lo largo de las versiones y mejoras de cada idioma serán muy altos, por lo que es difícil dar soporte en muchos idiomas a la vez.

Y siempre es recomendable tener en el equipo a alguien que domine todo idioma que ofrezcas. Nosotros lanzamos un proyectos en chequia con el gestor de contenidos en húngaro!, pero nadie del equipo se dio cuenta. El cliente, desgraciadamente.. sí!

 

6. ¿Qué dificultades me voy a encontrar?

Las principales dificultades que nos hemos encontrado nosotros son las siguientes:

Marca país

Con la crisis, se ha producido un terrible deterioro de la Marca país. Muchos potenciales clientes no confían en la tecnología española. En una reunión reciente en San Francisco, un posible partner me preguntaba cómo conseguimos contrarrestar la conocida filosofía española del “mañana – mañana”.

Hay que conseguir presentar los casos de éxito de la tecnología española en el mundo, que son muchos! (el ICEX tiene mucho que ayudar en esto) y hacer lobby entre las multinacionales y las start-ups españolas, para ayudarnos a abrir puertas y conexiones siempre que sea posible!.

 

Periodos largos de decisión

Todos los contratos parecen a punto de cerrarse después de cada reunión comercial. Pero la realidad es que los períodos de decisión son aún más largos en los proyectos internacionales que en los locales. Por no mencionar el caso latinoaméricano.

Es necesario perseguir cada oportunidad y no perder de vista los contactos, con reuniones de seguimiento presenciales y virtuales :).

 

Cambios en el funcionamiento del equipo

Trabajar en otras regiones con zonas horarias distintas, implica proporcionar soporte nocturno y en otros idiomas. Es necesario adaptar el equipo a esta nueva situación y hacer que se entienda las ventajas que tiene para el futuro de la empresa. Además se producen cambios a todos los niveles, desde la documentación técnica en inglés a los procesos de revisión y operaciones en varios idiomas en paralelo, etc.

 

Cambios en la tecnología

Ya he mencionado los retos que representa la internacionalización de una plataforma tecnológica, más allá de la traducción de los interfaces. En nuestro caso, también tuvimos que trasladar toda nuestra infraestructura a la nube, para dar servicio en distintas regiones y evitar períodos de latencia excesivos.

Y no os cuento la experiencia de trasladar toda la plataforma al chino…

 

7. ¡Consejo final!

Simplificad todo lo más posible!, desde el pricing, a los tipos de producto, la funcionalidad ofrecida, los procesos. Internacionalizar ya incluye suficiente complejidad en sí misma, como para buscaros frentes de batalla adicionales.

Os deseo mucha suerte en la internacionalización de vuestros proyectos!. Necesitamos exportar nuestra tecnologíaa al mundo, así que ¡¡a viajar!!